La denominada “consulta popular” de Juan Guaidó que buscaba validar la tesis de la «continuidad» de su presidencia virtual al frente del Parlamento venezolano comenzó este lunes 7 de diciembre; justo después de las elecciones legislativas celebradas el pasado domingo, en las que el Chavismo obtuvo una contundente victoria.

Como era de esperarse, Guaidó, su principal convocante, aseguró que se registra una «increíble participación» virtual en este mecanismo.

«A esta hora hay una increíble participación a través de los mecanismos remotos que se han dispuesto para la consulta, muy superior a lo que esperábamos, por cierto«; aseguró durante una rueda de prensa al ofrecer el primer reporte.

La consulta muestra sus costuras

Sin embargo, tras sólo un día de su activación, las sospechas de fraude comenzaron a encontrar su razón en la realidad.

En las redes sociales, diversos usuarios denunciaron la ilegalidad de la “consulta popular”. Aseguraron que sólo con tener la imagen del documento de identidad de cualquier venezolano, puedes falsear su participación en dicha convocatoria.

“Hice la prueba con la cédula de un fallecido que encontré en Google. Validé datos, mande la foto que encontré en Internet y me enviaron un código de «participación exitosa». La consulta popular de Guaidó es un FRAUDE”, aseguró Roigar López.

Quedando más que demostrado que la “participación exitosa”, no es más que un nuevo fraude de la oposición venezolana, agrupada en el G4. Así lo comprueba, también Laura Eilems, quien publicó las evidencias del engaño.

“A las pruebas me remito! Mi padre falleció hace 8 años, y fué aceptado en la consulta popular de Guaidó. Y su participación fue registrada como «exitosa» El que tenga ojos, que vea. Y que tenga cerebro, que lo use”.

Todo preparado para el fraude

Y es que todo el escenario estaba preparado para fingir la “increíble participación” a la que se refiere Juan Guaidó. A la ilegibilidad de la figura de la “consulta popular” se suman la poca confiabilidad de la información recolectada a través de las redes sociales.

También, la aplicación que se usará el conteo de votos, Voatz, no funciona en sistemas operativos inferiores a Android 8.0; lo que significa que el 50% de los teléfonos celulares en el país no soporta la aplicación.

Sumado a esto, Horario Medina, parte del comité organizador, reconoció que no hay manera de garantizar que las personas participen una única vez, ni que usurpen la identidad de otra persona.

Finalmente, para añadir todavía más dudas, no hay forma de acceder a la información de los participantes, además una vez haya finalizado la consulta, la evidencia de la «participación» será destruida.

 

TE INTERESA LEER: PRESIDENTE MADURO PLAN 76 DE DONALD TRUMP FRACASÓ Y GANÓ LA PAZ EN VENEZUELA

 

Ciudad VLC/RedRadioVe