La palabra de hoy: «Hambre», por Aníbal Nazoa

0
206

Por largo tiempo le hemos estado sacando el cuerpo a la palabra de hoy, que no es precisamente de las más agradables. Pero en fin, algún día teníamos que enfren­tarnos a ella, y aquí la tenemos: hambre.

El castellano hambre, lo mismo que el francés faim, el portugués/bme y el italiano/ame, es antiquísimo y proviene del latín/a- mes, «hambre, necesidad, penuria, escasez” y también «deseo violento, pasión”.  En este último sentido, sobre todo con referencia al amor, es una de las palabras fa­voritas de los autores de letras de tangos y boleros.

La palabra hambre tiene algunos derivados bastan­te interesantes, aparte del conocidísimo hambrear y el venezolano hambrazón, que en tiempos de López Contreras figuraba como forma disimulada de protesta al parodiar aquel tango que decía “Abuelita, ¿qué horas son?” transformándolo en «Abuelita, ¡qué hambrazón!”.

Entre esos derivados se cuentan famélico, entre no­sotros un cultismo, del latín famelicus, hambriento y uno que por desgracia se usa cada vez con mayor fre­cuencia: hambruna. Esta terrible voz constituye un auténtico aporte latinoamericano al idioma, pues en España como se dice es hambrina. Hoy día la hambruna -tanto la palabra como el problema- circula por todo el continente, y no exclusivamente en la América del Sur como dice el Diccionario.

El hambre es ingrediente básico de muchísimos re­franes y dichos populares como nuestro célebre “amor con hambre no dura”. Para que no se nos llame desconsi­derados, digamos con Miguel de Cervantes que “la mejor salsa del mundo es el hambre”, según don Quijote de la Mancha.

 

La palabra de hoy: "ESTOICO", por Aníbal Nazoa

 

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

 

Autor: Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

 

Ciudad Valencia – LSFLC