Honraron a embajador Alí Rodríguez Araque con sable de Rafael Urdaneta

1
738
sable de Rafael Urdaneta

El presidente de la República, Nicolás Maduro, honró con la réplica del sable del general Rafael Urdaneta al embajador de Venezuela en cuba, Alí Rodríguez Araque, quien murió este lunes y cuyos restos mortales fueron trasladados este miércoles a la Casa Amarilla donde se rinde homenaje en Capilla Ardiente.

 

 

Sable de Rafael Urdaneta como homenaje póstumo

El mandatario acompañado por la primera combatiente Cilia Flores, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, el fiscal de la República, Tarek William Saab, y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, hicieron guardia de honor al rededor del féretro de Rodríguez.

 

«Estamos hoy despidiendo a un venezolano especial, a un hombre que en el transcurso de su vida fue consecuente en la construcción de valores, en la demostración de un ser venezolano que nos llena de orgullo», expresó el Presidente.

 

Valoró al embajador como un ejemplo de revolucionario, compromiso, valentía, hombre que desde temprana edad asumió la lucha de izquierda.

 

 

Guerrero de mil batallas

El jefe de Estado evocó el liderazgo de Rodríguez Araque como guerrillero, como político que asumió responsabilidades en la conducción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y la industria petrolera de Venezuela.

 

La actividad se transmitiò de forma conjunta por radio y televisión. Contó con la presencia de familiares, amigos del embajador y miembros del tren ministerial.

 

Rodríguez fue un político, abogado y diplomático venezolano, además ministro de Energía y Minas entre 1999 y el año 2000, en la presidencia de Hugo Chávez.

 

 

Legado frente a la Unasur

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, destacó este miércoles el legado que dejó Alí Rodríguez Araque como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

 

«Dos años estuvo allí (como secretario general de Unasur) dando cátedra. Era otra Suramérica, la de Dilma en Brasil, de Fernando Lugo en Paraguay, de Cristina en Argentina, de Rafael Corre, de Evo Morales de Pepe Mújica.», manifestó desde la Casa Amarilla, durante la capilla ardiente del diplomático venezolano, que falleció el pasado lunes en La Habana, Cuba.

 

«Y Unasur va hacer más temprano que tarde un proyecto de integración, de unión, de desarrollo conjunto, de prosperidad. Así lo dejó Alí, discutido, elaborado. Creo que el legado que dejó en Unasur Alí Rodríguez Araque, es uno de los legados más hermosos que hay que dar a conocer y reivindicar», expresó.

 

 

Junto al Comandante Eterno

El mandatario nacional recordó los momentos cuando el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, le propuso para estar al frente del organismo y el momento de su juramentación en Colombia.

 

Asimismo, destacó la lealtad que siempre tuvo Rodríguez Araque al proyecto Bolivariano y al presidente Chávez y su persona para enfrentar al imperialismo y llevar a Venezuela por la senda soberana de independencia.

 

«No solo fue leal a la Revolución Bolivariana, que lo fue siempre, firme, de una sola pieza, no solo fue leal al comandante Chávez en todas las circunstancias probadas de riesgo, sino también de manera expresa y amorosa fue leal a Nicolás Maduro Moros», puntualizó.

 

Agregó que «lealtad con lealtad se paga y es lo que le decimos a Alí, como le dije a Chávez. Alí vuela tranquilo, vuela alto que los hijos de Chávez seguiremos aquí de pie, siendo leales a una causa, a una Revolución, una idea a la que tú entregaste tu vida. Así que Alí, misión cumplida».

 

DE INTERÈS: CUMPLIR CON LOS ACUERDOS DE PAZ EXIGE VENEZUELA A COLOMBIA

 

Ciudad VLC/AVN

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here