Aerolíneas extranjeras que antes usaban el espacio aéreo ruso ahora pierden cada semana 37,5 millones de dólares al tener que recurrir a rutas alternativas, informó el Ministerio ruso de Transporte.

Tras las acciones coercitivas ilegales contra Rusia por la operación militar en Ucrania, Moscú aplicó contramedidas y cerró su espacio aéreo a varias líneas, que ahora tienen que alargar los trayectos por «casi dos horas», recoge este sábado RT.

«Por supuesto, no tuvimos ningún interés en imponer restricciones, pero las decisiones de varios países no nos dejaron otra opción, así que, de acuerdo con todas las normas internacionales, tomamos contramedidas», dijo el ministro Vitali Savéliev, en referencia a un cálculo del Gobierno ruso.

Imagen

 

El estudio detalla que alargar los trayectos conlleva el aumento de costos, sobre todo, por las cantidades de combustible utilizado.

El paquete de acciones ilegales contra Rusia, lideradas principalmente por Estados Unidos (EE.UU.), obligó al país euroasiático a prohibir el ingreso de aeronaves de 36 naciones.

 

Las aerolíneas extranjeras son de EE.UU., Canadá, el Reino Unido, Austria, Bélgica, Alemania, España, Italia, Países Bajos, Francia, Suiza y otros aliados de la administración estadounidense.

 

La operación militar en Ucrania, solicitada por las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, se desarrolla desde el pasado 24 de febrero y busca repeler las agresiones y proteger a la población del genocidio ejecutado por el gobierno neonazi ucraniano.

Las acciones coercitivas unilaterales e ilegales impuestas contra Moscú están dirigidas a las áreas de la energía, economía, deportes y cultura.

 

TE INTERESA LEER TAMBIÉN: ESTO DIJO ALEXANDR LUKASHENKO SOBRE EL FIN DE LA GUERRA EN UCRANIA

Ciudad Valencia / AVN