La Selección de Bélgica pasó por encima de Túnez gracias a sendos dobletes de Eden Hazard y Romelu Lukaku, ratificando sus credenciales en este Mundial. Los de Roberto Martínez, que cuentan sus partidos por goleadas, van en serio en Rusia.

 

Continuando la masacre ante Panamá, Bélgica arrancó el encuentro en Moscú al galope. Sin tiempo que perder, los europeos exhibieron su voracidad desde el primer minuto para sorprender a los africanos.

 

Un despiste defensivo de Túnez, que a punto estuvo de aprovechar Lukaku, fue la antesala al clamoroso penalti cometido por Syam Ben Youssef a Eden Hazard con inocente vehemencia en la segunda jugada del encuentro.

 

No perdonó el capitán belga la pena máxima, inaugurando un festival de goles que contó con Lukaku como acompañante estrella. El portentoso delantero del Manchester United materializó una excelsa asistencia de Mertens.

Bélgica gustó, goleó y ganó: Hazard y Lukaku sobrados | Ciudad VLC
Con este doblete, Lukaku iguala en la tabla de goleadores a Cristiano Ronaldo, ambos con cuatro tantos.

 

Sin embargo, cuando Moscú esperaba el desplome de Túnez, Bronn invitó al optimismo africano, cabeceando libre de marca un preciso centro lateral botado por Khazri para recortar el marcador.

 

Capricho del destino, el goleador tunecino abandonó minutos después el terreno de juego en camilla y, con él, se fueron los sueños de remontada de un combinado que necesitaba mucho más que fe para seguir en el Mundial.

 

Dobletes psicológicos

Si el mazazo de Lukaku antes del descanso fue suficiente, Hazard firmó su doblete tras la reanudación. Los de Roberto Martínez salieron decididos del vestuario, no dejando ni un atisbo de ilusión de remontada a los tunecinos.

 

Al ‘show’ de Bélgica se sumaban cada vez más jugadores queriendo anotarse en la lista de anotadores. Mishi Batshuayi, que saltó al campo para los últimos 20 minutos, gozó de hasta seis ocasiones para marcar ‘sólo’ un gol. Preso de la desesperación, el delantero del Borussia Dortmund pudo y no supo firmar una goleada mayúscula.

 

Túnez, que se mantuvo estoica hasta el final, encontró su premio en las botas de Khazri en la última jugada del encuentro para cerrar el marcador con 5-2, que deja a los africanos fuera del Mundial en la fase de grupos.

 

Aunque apenas acaba de empezar el torneo, Hazard, De Bruyne, Lukaku y compañía han demostrado que esta vez sí están dispuestos a cumplir las expectativas y erigirse como revelación tras los fiascos de Brasil y Francia.

 

Ciudad VLC/BeSoccer

2 Comentarios

Deja un comentario