Este viernes, durante su intervención a distancia en la XXI Cumbre del Alba-TCP, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reiteró su posición de rechazo a la Cumbre de las Américas y su política de exclusión contra Cuba, Venezuela y Nicaragua.

«No hace falta la Cumbre de las Américas, porque es la cumbre del imperio que piensa que todavía hay cabida a ese tipo de cumbres donde convocaban solo a las naciones de su patio trasero y excluían a aquellos países que habían decidido construir su propio camino», dijo.

Asimismo, el mandatario nicaragüense hizo referencia a la delicada situación que se vive en Europa en el conflicto entre Rusia y la OTAN, asegurando que luego de su final, habrá un cambio significativo en el planeta.

 

«El mundo ya es otro, lo que se está viviendo en la zona oriental de Europa, la guerra que los EE.UU. encabezando a la OTAN en contra de la federación rusa, la misma Rusia que trató de dominar Napoleón y donde se hundió en el intento, la misma Rusia que trataron de dominar los Nazis y fueron derrotados», comentó el presidente de Nicaragua.

 

Además, destacó que «los líderes europeos se han vuelto unos rambos ofreciendo guerras, un poco de locos que están atentado contra su propia economía y contra la tranquilidad de sus habitantes, no solo quieren a Rusia, sino a China, violan los acuerdos de Naciones Unidas, no respetan el derecho internacional».

Daniel Ortega enfatizó que la OTAN atenta contra la paz y que «la única manera de vivir en este planeta tranquilos es reconocernos y reconocer el multilateralismo, ya no cabe otro método».

 

TE INTERESA LEER: EE.UU. REPORTA MÁS DE 200 TIROTEOS EN LO QUE VA DE AÑO 2022

Ciudad Valencia / AVN