El gobierno de China informó este sábado que fueron sacrificados cerca de 18 mil pollos, con el fin de contener un brote de H5N1 (gripe aviar), en medio de los esfuerzos del país asiático para detener la propagación del 2019-nCov que surgió en diciembre pasado en Wuhan.

El brote se originó en una granja de la ciudad de Shaoyang, provincia de Hunan, y mató a 4.500 pollos de los más de siete mil contabilizados en el lugar, y en ese orden las autoridades sacrificaron a otros 17.828, además de tomar medidas de esterilización y sellado de los recintos, reseñaron medios internacionales.

Entre el 2003 y 2020 el H5N1 ha matado a más de 400 personas en el país asiático, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras que el coronavirus descubierto recientemente, ha dejado cerca de 304 fallecidos y más de 14 mil infectados.

Gobierno de China
Gobierno de China sacrificó las aves para detener propagación del virus H5N1.

 

Coronavirus se ha extendido por varios países

Este últimos se ha extendido por 18 países como Tailandia, Japón y otras naciones asiáticas, así como Estados Unidos, Francia y Rusia.

Cabe destacar, que el pasado jueves 30 de enero la OMS declaró la emergencia sanitaria pública de preocupación internacional por la propagación del coronavirus 2019-nCoV.

 

Gobierno de China intensifica medidas de prevención

En otra nota informativa, el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China instó a intensificar la supervisión sobre el tratamiento de aguas residuales en centros médicos y zonas urbanas, con el fin de evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Las instituciones médicas designadas, las zonas de cuarentena y los centros de investigación que reciben pacientes confirmados o sospechosos de la neumonía causada por el nuevo coronavirus, están obligados a recoger y tratar por separado las aguas residuales y los desechos médicos para garantizar que cumplan con los estándares de descarga, según una directriz publicada por el ministerio, reseña la agencia Xinhua.

 

Aquellos hospitales que no cuentan con instalaciones de tratamiento de aguas residuales médicas, tendrán que construir tanques temporales para procesar los desperdicios con medidas de desinfección.

Asimismo, se prohíbe la descarga de aguas residuales médicas sin una desinfección adecuada para evitar la contaminación.

 

Por otra parte, las autoridades chinas establecieron que los restos de los pacientes fallecidos a causa del nuevo coronavirus deben ser incinerados en las cercanías de donde se encuentran y prohibieron las tradiciones fúnebres como las ceremonias de despedida.

Asimismo, se veta la transportación de los restos de pacientes infectados entre diferentes regiones de nivel provincial, así como su preservación mediante entierro u otros medios.

Los cuerpos deben ser desinfectados y colocados en una bolsa sellada por trabajadores médicos.

 

LEE TAMBIÉN: PRESIDENTE MADURO ADVIRTIÓ SOBRE PLANES DESESTABILIZADORES DE IVÁN DUQUE

Ciudad VLC/AVN/Foto Referencial

1 Comentario

Deja un comentario