El pelotero venezolano José Altuve volverá a estar presente como uno de los bates más productivos y sólidos que hay actualmente en las Grandes Ligas.

El segundo base de los Astros de Houston, que está más ansioso que nunca de volver al diamante para ver acción, especialmente después de todo lo sucedido con el escándalo del robo de señas a los receptores rivales, quiere demostrar que su clase, cuando está en la caja de bateo, no necesita de ningún tipo de ayuda especial y, sobre todo, ilegal.

«Creo que todos hemos pasado página por lo sucedido, mi trabajo en los campos de entrenamiento antes del parón de la pandemia del coronavirus fue muy bueno y ahora toda la concentración está en dar inicio a la temporada, en la que lucharemos por mantenernos como franquicia ganadora», comentó Altuve.

A pesar que el pelotero de 29 años siempre habla con la mentalidad y el enfoque puesto en la labor de equipo, la realidad es que Altuve tiene muchos motivos para pensar y centrarse también en objetivos individuales que solo unos privilegiados pueden aspirar a conseguir.

Una de estas metas es seguir acumulando imparables que le permitan llegar a la icónica marca de los 3.000 hits y que con toda seguridad le abrirían por completo las puertas como futuro miembro del Salón de la Fama.

A pesar que Altuve negó el uso de buzzer en el juego 6 de la Serie de Campeonato 2019 de la Liga Americana, ante los Yankees de Nueva York, la proyecciones para la temporada 2020 de la MLB, están a la baja, al menos en promedio y jonrones.

 

LEER MÁS: ROBINSON CHIRINO SUFRE LESIÓN EN ENTRENAMIENTO

 

Ciudad VLC / YVKE Mundial

2 Comentarios

Deja un comentario