La palabra de hoy: DESESPERADO, por Aníbal Nazoa

0
85
Aníbal-Nazoa-jamuga

Desesperado… Del latín desperare, desesperar, perder toda esperanza, proviene el verbo castellano desesperar, compuesto de la preposición de y esperar, y cuyo significado es tan conocido que prácticamente ni siquiera vale la pena entrar a explicarlo.

A decir verdad, si lo presentamos aquí es porque no resistimos la tentación de referirnos a cierta palabra inglesa de uso muy frecuente en las películas del Oeste: desperado.

Desperado es el participio pasado de desperar, forma antigua del verbo desesperar, que el inglés tomó di-rectamente de nuestra lengua. El idioma inglés, sobre todo el que se habla en los Estados Unidos, es por cierto particularmente aficionado a adoptar palabras castellanas de significado más bien desagradable.

Como por ejemplo incomunicado, que se escribe con doble N, pronunciamiento, al que le suprimieron la I para convertirlo en pronunciamento, sinónimo inglés de golpe o alzamiento. En el slang norteamericano hoosgow de juzgado, cuya ortografía inglesa no viene al caso, significa cárcel o calabozo.

 

DISFRUTA TAMBIÉN: LA PALABRA DE HOY: DRIL, POR ANÍBAL NAZOA

 

Volviendo a nuestro desperado, lo curioso de este vocablo inglés de procedencia española es que no significa precisamente desesperado, el que ha perdido la esperanza, sino el criminal fugitivo de alta peligrosidad que se caracteriza por su audacia sin límites, dispuesto en cada instante a jugarse el todo por el todo.

Un personaje que, desgraciadamente, ya ha saltado de las películas de vaqueros a la realidad, no sólo norteamericana sino latinoamericana y mundial.

 

***

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

Autor: Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

Ciudad Valencia