Gobierno panameño destaca labor de médicos cubanos contra la COVID-19

0
133
labor de médicos cubanos

El ministro de Salud de Panamá, Luis Francisco Sucre, defendió este lunes la labor que realizan más de 200 médicos cubanos que llegaron al país centroamericano para combatir la pandemia, ante algunas críticas por presuntas violaciones a los derechos humanos.

“Estamos eternamente agradecidos” con los médicos cubanos porque “ellos vinieron aquí a poder salvarle la vida a los panameños”, manifestó Sucre durante una comparecencia de varios ministros ante la Asamblea Nacional para responder preguntas sobre la gestión de la pandemia.

 

Varios diputados criticaron a Sucre la decisión del gobierno panameño de contratar médicos cubanos por considerarlo “violatorio de los derechos humanos”.

Sin embargo, Sucre defendió la firma del convenio de colaboración entre los ministerios de salud de Cuba y Panamá para la llegada de los médicos extranjeros porque “cumple con todos los procesos legales”.

 

Incluso el ministro enfatizó que el gobierno panameño no dudaría en “volverlo” a firmar.

 

“Los mismos que critican hoy el acuerdo firmado con el ministerio de Salud de Cuba hubieran criticado si los muertos estuvieran en la calle, o si las personas se hubieran muerto en los pasillos de los hospitales porque no teníamos médicos para atenderlos”, indicó Sucre.

El pasado 24 de diciembre un grupo de 220 profesionales cubanos de la salud llegaron a Panamá, pese al rechazo de Estados Unidos, para ayudar al país centroamericano en su lucha contra la COVID-19.

 

En aquellos momentos, Panamá enfrentaba una crisis que había desbordado por completo su sistema sanitario, donde los médicos locales estaban agotados.

 

La labor de médicos cubanos generó críticas

La decisión de traer médicos cubanos produjo polémica en algunos sectores porque en Panamá el ejercicio de la medicina y la enfermería es exclusiva para profesionales locales.

Además, Estados Unidos y algunas organizaciones de derechos humanos consideran la venta de servicios médicos cubanos un patrón gubernamental de “trabajo forzado” que “vulnera los derechos humanos” y que solo sirve de propaganda al gobierno comunista de la isla.

 

Durante su intervención, Sucre informó que además de Cuba, el gobierno panameño también pidió apoyo médico a otros países, como Estados Unidos, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Italia, Israel, China o Rusia, pero no tuvo éxito.

 

“Las críticas son fáciles, lo difícil es estar aquí dirigiendo una pandemia que nadie pidió”, dijo Sucre.

 

Los médicos cubanos “han venido en la mejor disposición y hoy quiero saludarlos, felicitarlos y agradecerles de parte del pueblo panameño por estar aquí sacrificándose”, añadió el funcionario.

Panamá, con 4,2 millones de habitantes, presenta el mayor número de contagios por la COVID-19 de Centroamérica, con más de 327.000 casos acumulados y 5.506 fallecidos.

 

TE INTERESA LEER: ARAUZ GANA A LASSO EN CONTEO A BOCA DE URNA

Ciudad VLC / VTV