Venezuela es uno de los pocos países del mundo que ha tenido, y aún tiene, que enfrentar la pandemia de la Covid-19 sometida a un bloqueo sin precedentes impuesto por Estados Unidos y aliados.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha pedido hasta la saciedad el fin de estas medidas coercitivas y especialmente aguarda por la liberación de 300 millones de dólares retenidos en el Banco de Inglaterra.

No obstante, el canciller de la República, Jorge Arreaza, informó en reciente entrevista que «ni un solo dólar» de ese dinero ha sido liberado aún para que el Estado pueda comprar las vacunas requeridas para la inmunización total de la población

Además el jefe de la diplomacia venezolana aseguró que el país cuenta con los recursos suficientes pero fueron bloqueados de manera ilegal.

Recrudecen la presión  

Asimismo, Arreaza acusó a Estados Unidos y Reino Unido de aliarse para retener fondos que le pertenecen al pueblo pero no puede utilizar.

En medio de ese criminal panorama, la nación bolivariana no está sola, cuenta con aliados estratégicos que le han permitido comprar vacunas.

«Ni EEUU, ni el Reino Unido han liberado 1$. A pesar de ellos, avanzamos por otras vías con nuestros aliados, atizó el canciller.

 

Del mismo modo, Venezuela cuenta con más de 35 mil millones de dólares bloqueados en los bancos internacionales por las medidas coercitivas.

Además ha perdido el 99% de sus recursos y ha dejado de percibir más de 120 mil millones de dólares por las sanciones.

Incluso Venezuela pidió solo 6 mil millones de todo lo retenido en bancos de Inglaterra, donde también tiene sus reservas de oro bloqueadas.

 

Vías alternas para las vacunas

El presidente Nicolás Maduro ha liderado un proceso de resistencia heroica para poder salvar vidas y proteger al pueblo ante la crisis sanitaria global.

El dignatario ha fustigado la persecución obsesiva y la asfixia criminal que aplican Estados Unidos, la Unión Europea y sus lacayos en el mundo que le impiden comprar vacuna.

Asimismo, la vicepresidenta ha sostenido dos videoconferencias con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, para afinar detalles.

También se han sostenido reuniones con representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) explicando la solicitud de fármacos.

El Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax) de la OMS, también ha sido tanteado por Venezuela, el cual pagará con fondos bloqueados.

Covax proporciona entre el 10 y el 20 % de las vacunas que se necesitan en los países suscritos, el resto corre por cada nación.

 

Plan de vacunación exitoso 

Venezuela ha podido comprar las vacunas en una primera fase gracias a sus alianzas y hermandades con potencias como Rusia y China.
El 15 de febrero recibió el primer cargamento de los tres que han llegado desde Moscú a bordo de un avión de Conviasa.
En total serán 10 millones de vacunas Sputnik V que compró el país para aplicarlas desde la población de riesgo hasta el 70% del pueblo.
Hasta la fecha se han podido vacunar 150 mil personas con estos biológicos. Mientras el primero de marzo llegó el primer cargamento de la vacuna china VeroCell.
El convenio con China y su laboratorio Sinopharm concretó el envío 500 mil dosis de su fármaco, que es aplicado en la población priorizada.

Ciudad VLC/redRadioVe