El pleno de la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó el lunes una resolución en la que insta al Gobierno a un diálogo con las organizaciones indígenas y sectores sociales que se mantienen en paro contra el presidente Guillermo Lasso.

Con 81 de los 137 votos, el Parlamento ecuatoriano dio el visto bueno a un pedido en el que exige al Gobierno una propuesta «seria, clara y honesta» de diálogo.

Además, llamó a una mesa de trabajo a organismos como la ONU, la Cruz Roja, universidades y la Iglesia católica para proponer mecanismos de solución a las movilizaciones.

 

LEA TAMBIÉN: RUSIA DENUNCIA INTENTOS DE EEUU DE IMPLICAR A LATINOAMÉRICA EN BOICOT CONTRA MOSCÚ

 

LEA TAMBIÉN: PROTESTA EN BRASIL PIDE JUSTICIA POR ASESINADOS EN LA AMAZONÍA

 

Asamblea Nacional de Ecuador rechazó manejo de la situación nacional

Durante la sesión, la legislatura rechazó el manejo errático de la situación social y política por parte del ejecutivo. En criterio de varios legisladores, con su actuación el gobierno profundiza más las desavenencias.

El Pleno debatió además los efectos del estado de excepción decretado por el presidente Guillermo Lasso.

Legisladores de distintas tendencias políticas cuestionaron la decisión del mandatario de contrarrestar la protesta social con un decreto que solo criminaliza la protesta social y, a la vez, provoca la radicalización de las movilizaciones del sector indígena, así como de otras organizaciones y colectivos sociales.

 

En el noveno día del paro nacional indígena, miles de indígenas arribaron a la ciudad de Quito de manera pacífica con el objetivo de presionar al jefe de Estado ecuatoriano para que atienda las demandas expuestas por las organizaciones indígenas.

Al ofrecer el nuevo balance de las movilizaciones, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) reiteraron su intención de mantener las manifestaciones hasta que sus exigencias sean escuchadas.

 

También denunciaron la represión de las fuerzas policiales a las movilizaciones que ya dejaron en las últimas 24 horas un muertos y tres heridos de gravedad en la parroquia de Guayllabamba, en el norte capitalino.

En horas de la noche del lunes, se reportaron nuevos hechos de represión en varias zonas de Quito, cuando los movilizados se trasladaban a los sitios destinados para pernoctar en algunas universidades de la capital.

La Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos reportó que en más de una semana de movilizaciones 79 civiles fueron detenidos y 55 resultaron heridos.

 

LEA TAMBIÉN: RUSIA EXIGIÓ A LITUANIA LEVANTAR PROHIBICIÓN DE TRÁNSITO FERROVIARIO EN KALININGRADO

Ciudad Valencia / Telesur