Diputados bolivianos del MAS, partido de Evo Morales, se instalaron en la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia este jueves y declararon una huelga de hambre.

«Se ha establecido el quórum correspondiente siendo 74 parlamentarios presentes e incluso una diputada de oposición», anunció previamente el parlamentario Sergio Choque, elegido nuevo presidente de la Cámara en la madrugada de este jueves.

En su primer discurso, Choque pidió a la Policía de Bolivia que deje de amedrentar a los diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS). 

«Pedimos paz y reprochamos hechos de vandalismo, las autoridades correspondientes deben realizar las investigaciones», dijo. 

Tras denunciar que los manifestantes que protestaron contra el golpe de Estado han sido «masacrados por la Policía y las Fuerzas Armadas«, Choque propuso un proyecto de Ley para que los militares regresen a los cuarteles.

Pese a que en la madrugada de este jueves se renovó la Directiva de la Cámara de Diputados mediante la resolución 64 /2019-2020, la diputada de Unidad Demócrata (UD), Eliane Capobianco, anunció que presentará un recurso al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para anular la nueva composición, según publicó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Diputados bolivianos del MAS son mayoría

La crisis política en Bolivia vivió una escalada de tensión el miércoles, cuando la presidenta del Senado boliviano, Adriana Salvatierra, afirmó que, aunque renunció públicamente a su cargo, la cámara alta no había tratado su dimisión de manera formal y por ello considera que aún permanece en funciones.

En este sentido, la legisladora intentó ingresar al Parlamento este miércoles, pero las fuerzas de seguridad le bloquearon el acceso. 

La cámara alta está conformada por 36 senadores, de los cuales 25 son del MAS, mientras que la baja tiene 130 diputados, 88 de ellos oficialistas.

La ONU enviará un emisario a Bolivia

La oficina del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, anunció que se enviará un emisario especial a Bolivia para apoyar una «resolución pacífica» de su crisis actual, después de que los líderes militares pidieran al presidente boliviano que renunciara por irregularidades electorales.

El exenviado especial de la ONU a Colombia, Jean Arnault, actuará como enviado de la ONU a Bolivia para comprometerse con «todos los actores bolivianos» e intentará apoyar elecciones pacíficas en el país.

En veinticinco días de conflicto social tras la elección del 20 de octubre, que escaló y se agravó con el golpe de Estado del domingo pasado, se ha registrado la muerte de diez personas, según confirmó el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de Bolivia.

Ciudad VLC / Telesur

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here