32 años han pasado desde aquel 15 de enero de 1986 cuando el sumo pontífice Juan Pablo II elevara al venezolano José Gregorio Hernández de Siervo de Dios a Venerable.

 

“Saludo a la peregrinación de Venezuela, en honor del Venerable José Gregorio Hernández (…) Que vuestra visita a la tumba de San Pedro os ayude a incrementar vuestra fe y vuestro amor a la Iglesia”, expresó el papa para entonces.

 

José Gregorio Hernández luchó toda su vida por ayudar a lo más pobres plegándose al servicio y la solidaridad por el prójimo, predicó su vocación con el ejemplo, es por ello que se le conoce en toda Venezuela como un hombre de bien, reconocido como el siervo de Dios por el pueblo venezolano y algunas zonas de Colombia.

 

El doctor Hernández mostró siempre un carácter altruista en atención de sus semejantes, sobre todo de aquellos que acudían a su buena labor médica sin contar con los recursos para financiar sus tratamientos médicos.

 

CiudadVLC, José Gregorio "El Venerable" en espera por la beatificación

Ha sido cuesta arriba el proceso para la beatificación del doctor José Gregorio Hernández, icónico personaje oriundo de Isnotú, estado Trujillo.

 

La Iglesia católica inició en 1949 la tramitación de beatificación y canonización del venerable ante el Vaticano.

 

¿Pero, qué hace falta para lograr la beatificación del Venerable?

Existe un proceso de investigación por parte de una comitiva asignada por la Santa Iglesia Católica la cual establece la duda procesal, con la que se determina si el candidato vivió las virtudes cristinas en un grado heroico, si el postulado a beato llegó a experimentar martirio debido a su fe.

Por otra parte, la iglesia debe registrar y avalar al menos dos milagros que constaten la intervención del candidato, que no puedan ser explicados por los procesos y estudios científicos.

 

¿A qué se debe la espera de la beatificación?

Son muchos los milagros que se le adjudican al doctor venezolano, pero la iglesia católica aun no da el fallo que permita que el venerable de Venezuela ascienda al escalafón de Beato.

Las explicaciones de esta negativa varían, van desde la carrera médica y científica de Hernández hasta la conexión que ha puesto de manifiesto la santería venezolana al utilizarlo como una referencia de sus cultos esotéricos.

Los feligreses venezolanos están a la espera de que este proceso sea consumado para que este siervo de Dios sea el siguiente beato del país suramericano después de María de San José Alvarado (1995), Candelaria de San José (2008) y Carmen Rendiles Martínez (2018).

 

No dejes de leer: La parranda de San Pedro, una celebración rescatada en Revolución

 

 

 

Ciudad VLC / Telesur

1 Comentario

  1. Lo que pasa es que José Gregorio Hernandez no tiene quien le pague una beatificación, eso es todo lo que pasa.

Deja un comentario