«Mi Radio en Pandemia» por José Carlos De Nóbrega

0
191
José carlos De Nóbrega-opinión-Salmos y Proverbios-Yulimar

Desde muy chico he estado vinculado a la radio. En mi Caracas natal escuchaba la salsa brava en Radio Aeropuerto así como también los radio-teatros en Rumbos desde Martín Valiente hasta La Vida de las Canciones.

Exiliado en Valencia, la de Pocaterra, me hice rockero con las radios Mía, Satélite y Latina. Hoy, a casi mi sexta década de vida, me embarga la saudade y la nostalgia del film «Días de Radio» de Woody Allen. Este feeling no es para nada pavoso sino reivindicativo de mi condición de adulto contemporáneo, valga el target al que pertenezco.

En Pandemia descubrí el mejor hilo musical de mi Cueva de Platón, Soda 95.1 FM de Valencia. No sólo alude a Soda Stereo en la voz y la Memoria de Gustavo Cerati, sino que se erige museo interactivo del rock y el mejor pop que sacudieron el mundo desde sus orígenes hasta Hoy.

 

LEE TAMBIÉN: «ORFEBRERÍA DEL DECIR EN ALFREDO PÉREZ ALENCART»

 

Me convertí en amigo de sus locutores como Meche Hernández, el comediante y vampiro César Arriba, el maestro Daniel Siugza en Sexto Elemento, Andrés Galíndez, el rastafari Homero Selector y Oscar Pérez el loco punk de la Esquina. Además de sus Tarimas Efervescentes, a veces se cuelan Sinatra y Edith Piaff en especiales de una hora.

Pese al cautiverio de la cuarentena voluntaria entre la Epidemia y Doña Depre, he sobrevivido no sólo a la escritura de mis Crónicas Compulsivas, Bitácoras de la Pandemia y Poemas Apestados, sino especialmente en la poética terapéutica de los doctores Pedro Téllez y José Horakyo Guillén, amén de mi círculo de afectos que integran amigos del Alma y a la que se suma la voz polifónica de la Legión que es Soda 95.1 FM.

 

***

José Carlos De Nóbrega es un ensayista y narrador venezolano (Caracas, 1964). Licenciado en Educación, mención Lengua y Literatura, de la Universidad de Carabobo (UC). Ha publicado los libros de ensayo Textos de la prisa y Sucre, una lectura posible, ambos en 1996, y Derivando a Valencia a la deriva (2006). Fue director de la revista La Tuna de Oro, editada por la UC. Forma parte de la redacción de la revista Poesía, auspiciada por la misma casa de estudios. En 2007 su blog Salmos compulsivos obtuvo el Premio Nacional del Libro a la mejor página web. En el año 2021 ganó el concurso de Ensayo de la VII Bienal Nacional de Literatura Félix Armando Núñez y el concurso de Crónica de la V Bienal Nacional de Literatura Antonio Crespo Meléndez, convocado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, por intermedio del Centro Nacional del Libro (Cenal) y la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello.

 

Ciudad Valencia