Inproceca Avelina produce a máxima capacidad durante la cuarentena nacional
Ministro del Trabajo, Eduardo Piñate

La presencia del buque USS Pinckney en aguas de nuestra zona contigua, a 16.1 millas náuticas de las costas de nuestro país, coincidió con declaraciones emitidas por el Comando Sur de EEUU a través de redes sociales.

En ellas nos acusa de ejercer un control «excesivo» de sus aguas jurisdiccionales, después de la visita de Donald Trump a instalaciones de esa unidad -el Comando Sur- en la Florida.

Aparte de una provocación, forma parte de las acciones de Trump para ganar el voto latino de ese estado de cara a su pretendida reelección como presidente de EEUU en el mes de noviembre.

No es la primera, ni será la última provocación del gobierno estadounidense y la élite supremacista, racista y fascista que lo dirige contra nuestra Patria y nuestra Revolución.

De allí la importancia de la contundente declaración de rechazo del gobierno revolucionario del presidente Nicolás Maduro, a través de la Cancillería de la República y del compañero ministro del Poder Popular para la Defensa y Vicepresidente de Soberanía y Política, GJ Vladimir Padrino López.

Ambas inscritas en la línea de la dignidad republicana y la defensa de la soberanía e independencia de Venezuela.

En la medida que avanzamos en el desarrollo del cronograma electoral aprobado por el
CNE y nos acercamos al 6 de diciembre y al mismo tiempo, se acerca el día de las elecciones en los EEUU en noviembre, y en la medida que hasta el momento los sondeos de opinión en ese país favorecen a Joe Biden,  en detrimento las aspiraciones reeleccionistas de Trump, crece la desesperación en las filas del supremacismo fascista estadounidense.

También en sus aliados y lacayos en el mundo. Por eso las agresiones contra Venezuela vienen de fuentes diversas de la derecha y la ultraderecha, y a través de múltiples formas.

Sin embargo, crece también todos los días la capacidad de resistencia y la voluntad de vencer del pueblo venezolano y su vanguardia encabezada por el camarada Presidente Nicolás Maduro, junto a la solidaridad de los pueblos del mundo.

En el mundo hay algunos pocos gobiernos contrarrevolucionarios y antipopulares que nos odian, sin embargo, el apoyo de los pueblos a la Revolución Bolivariana es unánime. Seguimos venciendo.

 

TE RECOMENDAMOS LEER: MARCOS MELÉNDEZ: NUMA MOLINA VERSUS EL CLAN NUTELLA

 

Eduardo Piñate

Deja un comentario