quiénes

Las tácticas intimidatorias de los simpatizantes del golpe que asediaron los alrededores de la embajada no sólo fracasaron en disuadir a los activistas, sino que dejaron a la oposición venezolana radicada en Washington D.C. con un serio problema de relaciones públicas.

 

A comienzos de abril, activistas por la paz fueron invitados a la embajada por el gobierno venezolano, luego de que la administración Trump ordenara la salida del personal diplomático fuera del país.

 

Reseña un análisis publicado en el portal Misión Verdad, que más de veinte terminaron estableciéndose en la embajada con la esperanza de evitar una ocupación ilegal del edificio.

 

El 30 de abril, el mismo día que que la derecha montó un golpe de estado fallido, venezolanos pro-Guaidó comenzaron su propio asedio a la embajada.

 

Mientras confluían alrededor de las instalaciones, algunos desataron una ola de ataques violentos, misóginos y racistas contra los activistas por la paz, dentro y fuera del edificio.

 

Se sabe que varios de estos militantes desde entonces han perpetrado ataques físicos, realizaron amenazas de muerte y acosaron a familiares de los defensores de la embajada.

 

Algunos cometieron destrozos contra la propiedad, tumbaron carpas de los activistas y vandalizaron una de las oficinas de la embajada dejando mensajes ultra-sionistas, mientras alababan al presidente Donald Trump y a la policía.

 

LOS ADECENTADOS VOCEROS DEL CAMBIO DE RÉGIMEN

Dilianna C. Bustillos se ha convertido en el emblema de la turba pro-Guaidó. Organizadora de alto nivel (senior manager) de Oracle, corporación de tecnologías de computación y una de las más grandes del mundo, colabora estrechamente con empresas de defensa y aeroespaciales.

 

quiénes

 

En 2018 ostentó ingresos globales de 39.83 mil millones de dólares. También trabajó previamente para MarketBridge y para la consultoría de marketing Influitive.

 

Bustillos hizo trabajo voluntario con Visión Democrática, una organización cabildera venezolana (y pro-oposición) que dice enfocarse en «promoción de la democracia», palabra clave para cambio de régimen. Francisco Márquez, asesor político del embajador fake de Juan Guaidó en Washington, es el director ejecutivo de Visión Democrática.

 

En el momento preciso, el lobby pro-golpe le dice a la gente que siga la etiqueta #AskAVenezuelan (pregúntale a un venezolano).

 

El hashtag también fue promovido por Caracas Chronicles, un blog radicado en los Estados Unidos, popular entre los antichavistas venezolano-estadounidenses. Esta etiqueta y el portal web bajo el mismo nombre (www.askavenezuelan.com) a toda velocidad se ha convertido en un mantra de mercadeo del lobby pro-Guaidó en Washington.

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR: FUNDALATIN DENUNCIA QUE SANCIONES A CITGO AFECTAN OPERACIONES MÉDICAS

 

 

EXPERTA EN INGENIERÍA SOCIAL MEDIA

En este mismo orden, vale preguntarse quién está detrás del portal askavenezuelan.com. De acuerdo a una búsqueda en goddady.com, es propiedad de Nelli Romero, una especialista en reparación de computadoras que también es propietaria de una compañía llamada Myteks.com.

 

Romero tuitea bajo el nombre Nellie Belén Izarza. El portal de la compañía en Zoominfo sostiene que tiene unos ingresos anuales de 4.2 millones de dólares.

 

En su página de Linkedin, bajo el nombre Nelli R., se describe a sí misma como una experta en «ingeniería de social media» (social media engineering) en Washington, D.C.

 

¿Qúienes son los que mueven los hilos en el ataque a la embajada en Washington?

 

 

También ha trabajado como consultora y cabildera de la organización sin fines de lucro (liberal) Sunlight Foundation. Aun así, en posts viejos de sus redes sociales, Romero apoyó y publicitó las protestas violentas conocidas como guarimbas que resultaron en muchas muertes.

 

En marzo de 2019, en un aparente arrebato porque Washington todavía no había autorizado una invasión de su patria, Romero tuiteó (en español): «Sin Marines no hay paraíso».

 

https://twitter.com/SanrioSocialist/status/1124792230709997568

 

Los portavoces pro-Guaidó con frecuencia insisten a los reporteros que la ideología política del grupo no es ni de derecha ni de izquierda, y que no quieren ni la guerra ni la intervención.

 

Pero una mirada rápida al portal «Ask a Venezuelan» demuestra que han promovido repetidamente los llamados del senador Marco Rubio por la intervención y por sanciones brutales. Tanto Romero como Bustillos han retuiteado y elogiado a Rubio, un neoconservador considerado uno de los miembros más militaristas del Congreso.

 

De hecho, la captura de la embajada apunta a establecer un gobierno paralelo y estimular una invasión o la guerra civil, pero bajo la cobertura de la oficialidad diplomática.

 

Aquí es donde se expone la contradicción de aquellos que se expresan como las voces auténticas del «pueblo venezolano», mientras apoyan el castigo colectivo mediante sanciones, desestabilización interna y la intervención estadounidense y exigen que sus compatriotas sean liberados de la crisis económica.

 

 

 

 

Ciudad VLC/ tomado de Misión Verdad

 

 

 

 

Deja un comentario