Rusia seguirá apoyando a Siria y ambas naciones seguirán reforzando sus relaciones, así lo aseguró el representante especial de la nación eslava, Alexander Yevimov, este viernes, tras la visita sorpresa del presidente de Rusia, Vladímir Putin, a Damasco en enero.

Para ese entonces, Putin transmitió un mensaje a los enemigos de Siria y de Rusia de unidad y de lucha conjunto, señaló el embajador ruso en Siria.

El presidente “envío un mensaje claro a los enemigos: Moscú no dejará su enfoque principal de apoyar al pueblo sirio”, aseguró el funcionario.

Nuestras relaciones bilaterales se están desarrollando de manera dinámica y recibieron un impulso adicional con la histórica visita del presidente ruso, Vladimir Putin, a Damasco el 7 de enero”, remarcó Yevimov.

De igual modo, subrayó que Moscú nunca abandonará al Gobierno sirio en sus días difíciles y continuará brindando respaldo al Ejército y pueblo sirio en la lucha contra el enemigo común, es decir el terrorismo.

 

Rusia seguirá apoyando a Siria en su lucha contra los extremistas

Yevimov celebró los significativos logros del Ejército sirio en el combate contra las agrupaciones extremistas y armadas, para luego enfatizar que Rusia también estará al lado de Damasco en el proceso de la reconstrucción y el regreso de los refugiados y desplazados a sus casas.

 

Rusia seguirá apoyando a Siria
El ejército sirio poco a poco ha ido recuperando y su territorio, sin embargo, aún quedan algunos reductos de las bandas terroristas, del ejército de EEUU y la zona norte invadida por Turquía.

 

En el viaje de un día a Siria, Putin se reunió con su par sirio, Bashar al-Asad.

Ambos líderes visitaron bases militares rusas y revisaron los avances de las tropas sobre el terreno, según informaron medios locales.

Realizaron, además, una visita a la iglesia ortodoxa griega, ocasión de la que aprovecharon para mofarse del presidente estadounidense, Donald Trump, a quien sugerieron seguir el camino de San Pablo, un ferviente apóstol del cristianismo, porque eso “lo arreglaría”.

Fue el primer viaje de Putin a la ciudad capitalina de Siria tras el inicio de la guerra civil en este país árabe en 2011.

En diciembre de 2017, el mandatario ruso había realizado además un viaje a la provincia de Latakia (oeste), donde visitó la base aérea de Hmeimim.

Putin ha defendido una y otra vez el derecho de Siria de erradicar el terrorismo en su país y recuperar todo su territorio de manos de todos los ocupantes.

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT

2 Comentarios

Deja un comentario