Por María Alejandra Rendón: Alí, Chávez y la Unidad Estratégica

0
226

Por María Alejandra Rendón: Alí, Chávez y la Unidad Estratégica

El gran Alí primera, un poeta, un verdadero creador, tuvo su distanciamiento con algunas alas de la izquierda ortodoxa. En un documental sobre su vida y obra, allegados a Alí expresaron que se sentía al final de su vida perseguido por la derecha y perseguido por la propia izquierda de la cual formaba parte.

Sumaba Alí, en muchos de sus testimonios, que (paráfrasis): definir  la táctica suponía entender y comprender políticamente la raigambre de éste pueblo cuya fisionomía cultural fue arrasada.

 

Que si debíamos aliarnos con el pueblo evangélico, cristiano, católico debía hacerse por aquello de que la dispersión no otorga la victoria popular en el combate y la unidad era un principio moral para sacar al pueblo del modelo de sus penurias.

En otras palabras, Alí afirmaba que no se hace revolución, digamos, desde la colonialidad, (concepto acuñado  por Dussell) que alude a esa visión vanguardista donde unos pocos empapados en los manuales marxistas y desde una teoría indigesta (diría Ludovico) se erigen como la claraboya de los procesos.

 

Es la razón por la que Alí, tempranamente, comprende lo necesario de construir la organización popular en medio de las contradicciones en el seno del pueblo como dicta Mao, sin el corsé  manualesco, sino visualizar la revolución como construcción cotidiana, colectiva, decolonial, es decir, nuestramericana.

Materializar la revolución, pasa por concebirla como un acto CREATIVO que toma los referentes epistemológicos útiles y necesarios, así como los poderes creadores de un pueblo que debe intentar pensarse en perspectivas de reconstruirse, de forjar un nuevo marco de relaciones justas y en armonía con la naturaleza de la cual hace parte.

 

Para ello es necesario transcender la cultura del ego. El ego en el debate político y en la forma de hacer política es un elemento pernicioso y distractor. La cultura del ego es aquella en la que nos asumimos como meras individualidades dentro de una dinámica social.

Chávez asumió mucho de esto que les escribo; construye un liderazgo basado en el reconocimiento de la diversidad, de un sistema de asimetrías complejas, es decir,  la genealogía heterogénea de un chavismo masa/ movimiento.

 

Eso seguimos siendo y es necesario reconocerlo, al menos como pueblo que no es Estado, ni gobierno, solamente, sino pueblo, masa en movimiento.

Es necesaria la unidad estratégica para poder construir el tan anhelado e indispensable bloque histórico REVOLUCIONARIO Y ANTIIMPERIALISTA que haga frente a la gendarmería criminal e injerencista que no ha dado tregua alguna a un pueblo decidido a liberarse de éste y cualquier imperio, cueste lo que cueste, como quedó demostrado hace quinientos años.

Alí, Chávez y la Unidad Estratégica

 

TAMBIÉN TE INTERESA LEER: POR EARLE HERRERA: HOGUERA DE EGOS

María Alejandra Rendón Infante / Ciudad VLC