BIOGRAFÍAS PORTÁTILES (21): ENRIQUE MUJICA

Biografías Portátiles (21): Enrique Mujica se refiere a la vida y obra en tiempo real de este poeta guariqueño entre nosotros. JCDN.

Un aforismo del Gallo Mujica

Enrique “El Gallo” Mujica (San Juan de los Morros, 1945), además de poeta y buen amigo, pertenece a la buena estirpe de polígrafos venezolanos como Enrique Bernardo Núñez, Ramón Díaz Sánchez, José Rafael Pocaterra y Laura Antillano, todos ellos vinculados a la Gran Valencia, la de Venezuela. Además, es Ingeniero Civil egresado de la Universidad Central de Venezuela y profesor jubilado de la Universidad de Carabobo. Fue vicerrector académico de la Universidad Rómulo Gallegos. Formó parte de la redacción de las revistas “Poesía” y Zona Tórrida”, publicaciones emblemáticas de nuestra Alma Mater.

Entre sus libros tenemos Acento de cabalgadura (UC, novela, 1989), Cartel de Feria (el perro y la rana, cuentos, 2009), amén de Obra poética 1970-2000 (UC, 2001), Antología poética: 1970-2008 (Monte Ávila, 2009) y conjuntos poéticos como Fondo y Espuma, Vaquería, Tintas quemadas, Poemas del Decir y Vigilia de los metales. Ha sido acreedor de premios literarios dentro y fuera del país. Su más reciente libro, Poesía para presidentes (2016),  juega con la fusión transgenérica de la poesía, el aforismo, la crónica y el ensayo.

Para El Gallo Mujica, la Poesía trasciende la tipología del Discurso literario (convencional y post-vanguardista): Se manifiesta en la compulsión del Verbo en el más transparente Decir. Los experimentos epilépticos en el lenguaje son distractores o trampas caza-bobos que envilecen a la poesía y las lenguas de los hombres. Mejor aún y en sus propias palabras, la poesía auténtica no encarna en flores de papel de seda, artificiosas por demás.

Un retrato fotográfico de Yuri Valecillo a nuestro poeta

VE ESTE VIDEO RECITAL DE ENRIQUE MUJICA

La Poesía del Decir, desdiciendo a los engañadores del lenguaje (filólogos, críticos, gramáticos y politólogos), se manifiesta con claridad sin perder la profundidad de recrear la vida y el mundo en toda su complejidad. En lo que toca a la obra literaria de Mujica, la sazón mestiza o híbrida de su muy apreciada escritura comprende desde el verso libre, mutando en el  aforismo juguetón, hasta el apego a la tierra comprimido en los cuentos y coplas populares.

Consideramos así nomás que Acento de Cabalgadura y Poemas del Decir integran un lugar importante en nuestro resbaladizo y flexible Anti-canon literario nacional y continental. La oralidad vigorosa y el tono conversado de la escritura, obedecen a un afán expresivo, dialógico, musical y poético que se ofrece con franqueza e inteligencia al lector. La accesibilidad sabrosa y asombrosa a sus libros, responde a la compleja elaboración del discurso escritural que colinda con una vivaz e inmediata ars poética.

El lenguaje y la memoria son preocupaciones temáticas recurrentes en la poligrafía de Enrique Mujica, lo cual apareja el desmontaje de mitos literarios, estéticos e ideológicos mal curados. Compartimos que su discurso literario comprende una larga travesía en tiempo real a la manera bíblica en cuanto a la construcción textual, dadas la variedad genérica y la polifonía harto evidentes. Los aforismos, las coplas, los poemas descarnados y los llamados proféticos de atención (la denuncia) se pueden leer paralelamente a la Sabiduría de Salomón, los salmos de David e incluso el Apocalipsis según San Juan. Ello sin caer en la tentación estilística en el desierto, llámese el Cristo de los Evangelios o el San Simeón el estilita de Luis Buñuel encarnado por un Claudio Brook acosado por la bella y diabólica Silvia Pinal.

No se pierdan esta oportunidad de conversar de hamaca en hamaca, de una cabalgadura a otra o de campamento en campamento con una obra literaria digna de estimar, tal como ha ocurrido en nuestra afortunada experiencia lectora y escritural.

LEE ESTE COMENTARIO A «CARTEL DE FERIA» DEL GALLO MUJICA

José Carlos De Nóbrega / Ciudad VLC

2 Comentarios

Deja un comentario