Colectivo Adulto Mayor La Isabelica: Nicolás Maduro en bicicleta

0
87

Valencia – Carabobo sin cosiata 2020

Ciudadano Nicolás Maduro Moros

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Su despacho.

Atte. Hipólito Abreu

Ministro de Transporte

Estimado Presidente, reciba usted, de todo corazón, nuestro más que merecido saludo, acompañado de nuestro sincero y militante deseo de éxito al frente de la República, pues, el mismo será, en todo caso, beneficioso para todos los venezolanos y venezolanas sin distinción alguna.

En esta oportunidad nos dirigimos a usted como Colectivo Adulto Mayor La Isabelica, organización gregaria de carácter comunitaria, con sede en el Ateneo Popular La Isabelica, parroquia Rafael Urdaneta de Valencia; para presentarle una propuesta y solicitud que, a nuestro juicio servirá para bien de una buena parte de la colectividad nacional.

Sin exagerar por el impacto que tendría, afirmamos que el beneficio será para toda la Patria, entendida esta como su gente y como ente jurídico de primer orden.

En consonancia con su orientación para la resistencia en movimiento, hemos emprendido diversas actividades en procura de coadyuvar a contrarrestar los efectos de la guerra no convencional que el imperio estadounidense nos ha declarado y ejecutado, por supuesto, con el principal fin de separarnos de la irredenta revolución bolivariana.

Entre otras iniciativas de nuestra autoría le anunciamos: combate y denuncia oportunas contra los especuladores de oficio en su empeño de hacerse ricos a dispensa del pueblo, así como a las instituciones que inexplicablemente parecen sufrir, la perjudicial ignominia que usted sabiamente llamó corrupción, burocratismo e infiltración.

 

La bicicleta una herramienta subversiva

La propuesta concreta está relacionada con la bicicleta, herramienta ésta que usted sabe perfectamente, desde su invención ha servido en grados superlativos con la movilidad del traslado humano.

No vale mucho especificar sobre las múltiples ventajas, aun así, solo referimos que la bicicleta, hoy es una herramienta altamente subversiva en cuanto a su esencia conspirativa ante la gran industria automovilística internacional y las depredadoras que por más de un siglo han contaminado el ambiente planetario.

 

Una breve y necesaria justificación:

La movilidad en ciudades gigantes ha impuesto la necesidad del traslado a largas distancias, obligando al uso de un transporte automotor individual o colectivo cada vez más costoso, contaminante e improductivo en cuanto a beneficios sociales se refiere.

En el fondo significa excesivos gastos en infraestructuras, mantenimiento y adquisición de unidades, sus partes y repuestos, generando grandes ganancias a los fabricantes y comercializadores en todos los renglones relacionados con el ramo automotriz.

Para contrarrestar ese perverso elemento y todo lo que significa, desde hace un buen tiempo se viene hablando de la fabricación y uso de la bicicleta.

En Venezuela, el Comandante Hugo Chávez, siempre visionario nos habló de ello y comenzó la fábrica de bicicletas conocida como Las Atómicas, sabemos que lo recuerda, lamentablemente el cáncer de la burocracia, la corrupción y la indolencia se la tragaron.

Ahora, ante la cada vez más aguda problemática relacionada con el transporte colectivo en cuanto a su circulación, adquisición y mantenimiento, se hace imperioso alguna alternativa que cree las condiciones psicosociales para el cambio de cultura respecto a la movilidad de ciudadanos y ciudadanas, situación perfecta para darle concreción a un proyecto que permita, hermano Presidente, he aquí la propuesta como vía alterna: disponga usted la importación de bicicletas y repuestos con carácter temporal, mientras se instala una o varias fábricas en el país; nos atrevemos a asegurar que los hermanos gobiernos de Irán, Rusia, China y otros estarían prestos a apoyarnos.

Por otro lado permitiría entre otros beneficios socioeconómicos mediante la activación de nuevos, numerosos y útiles empleos que podrían concretarse bajo la figura de Chamba Juvenil/Mayor y otras modalidades de empresas y/o talleres comunales para reparación de bicicletas, siendo esta actividad factor importante que acrecentaría la utilidad social que pregona nuestra revolución, pudiendo contribuir entre otras, a la indispensable actividad económica que traería consigo, la construcción de las ciclovías a gran escala por ejemplo.

De una vez, y disculpe, le advertimos que para la venta y pago de estos útiles indispensables vehículos debería hacerse mediante el Carnet de la Patria como garantía de éxito, pues, y usted lo sabe, la intermediación ha sido un mecanismo que beneficia en alto grado a los “vivos” y perjudica a los genuinos destinatarios, que, tratándose de una política eminentemente social y estratégica, debe garantizarse la eficiencia para el logro de tales objetivos.

Cabe recordar la triste historia de la importación de motos dispuesta por el Comandante Supremo como política social que, lejos de cumplir con el beneficio colectivo, solo permitió a unos cuantos vivos, que, aprovechándose de las facilidades dadas por el Estado y Gobierno Bolivariano, se dieron el lujo de pervertirla y hacer de ella un negocio mera y únicamente intencionado para un lucro individual sin seguimiento ni control.

Bicentenario de la Batalla de Carabobo, pedaleando por todo lo alto de la dignidad Patria

En ocasión de las jornadas conmemorativas al Bicentenario de la batalla que selló nuestra independencia, marcando al mismo tiempo el inicio de la gesta continental, nuestra propuesta respecto a la bicicleta subversiva podría expresarse como un nuevo aporte que, saliendo de nuestra savia bolivariana, permita marcar la pauta en la confrontación al capitalismo destructivo y depredador del mundo; imaginemos por un segundo, el 24 de junio 2020 en el Glorioso Campo de Carabobo que, junto a nuestros soldados montando tanques, también desfilemos miles de ciclistas montando la Atómica que había dispuesto el Comandante Eterno y Supremo.

 

Colectivo Adulto Mayor La Isabelica

Camarada Presidente, Nicolás Maduro, sabiendo y acompañándolo en todo su esfuerzo para darle continuidad al amor comprometido del Comandante Hugo Chávez con su Pueblo, estamos convencido/as que esta idea y solicitud, en la premura del caso, será analizada y resuelta con el corazón de patria que vibra en usted, para ello, de antemano le reiteramos, cuente con todo nuestro comprometido respaldo, pues, como adultos y adultas mayores, fieles conocedores por vivencia incuestionable de las pesadillas y penurias impuestas por la burguesía y sus gendarmes disfrazados de demócratas hasta la IV república, hoy entendemos el significado de la Revolución Bolivariana y, por ende, bajo su liderazgo, seguimos dispuesto/as, rodilla en tierra, en su defensa y de la Patria.

Así, con el Comandante Eterno: “…con el pueblo siempre!”  le decimos a usted, Presidente, en la Ruta Bicentenaria de la Batalla de Carabobo, no lo dejaremos solo!

Atentamente.

El Colectivo Adulto Mayor La Isabelica en bicicleta para el Presidente Nicolás Maduro Moros.

 

LEE TAMBIÉN: POR RAÚL CAZAL: JUGAR EN INTERNET

 

Ciudad VLC/Colectivo Adulto Mayor La Isabelica