Gustavo Vasquez: El Covid-19 contra Venezuela ¿una bomba solo matagente?

0
247

El Covid-19 se ha convertido en el principal mal contra el ser humano. Ahora, nada más interesante que medir sus consecuencias en razón de los intereses particulares que, igual, están en la escena.

Como lo han mencionado algunas autoridades relacionadas con la salud internacional, no se descartan los intereses económicos, pues, es públicamente innegable las exorbitantes ganancias que les viene dejando a unos cuantos superricos.

De la misma manera no se esconden los discursos descalificativos ante la gravedad del Covid-19, que insisten en la preeminencia de lo productivo ante la vida humana, tal como, sin tapujos lo expresan los voceros de las potencias capitalistas occidentales.

Donald Trump, principal vocero del capitalismo internacional, no ha escondido sus perspectivas economicistas.

D allí que lanza advertencias ante cualquier pretensión de reordenar el “sistema productivo” hacia la preservación de lo humano.

 

El Covid-19 y la materia geoestratégica de EE.UU.

Dentro de la visión defensiva de USA ante la pandemia, los medios occidentales apuntan a China como el responsable del virus, mientras estimulan la desobediencia a las recomendaciones de bioseguridad implementados por la Organización Mundial de la Salud.

La misma intensidad se ha venido observado en América Latina cuando los gobiernos subordinados a los designios estadounidenses, no escamotean posturas para asumir la misma orientación: primero la economía, y si alcanza, lo humano.

El Covid-19, la bomba solomatagente y los portaviones imperiales
El Covid-19, la bomba solomatagente y los portaviones imperiales

Precisamente donde la salud venía siendo una mercancía más, Chile, Brasil, Colombia, Perú y el Ecuador con Lenín Moreno; contrastando con Cuba, Nicaragua y Venezuela donde los ciudadanos son atendidos en la prevención, tratamiento y cura sin costo alguno.

Particularmente Venezuela, muy a pesar de los ataques imperialistas, las medidas sanitarias y de flexibilización tomadas por el alto gobierno ante el covid-19, permitieron el aplanamiento de la línea de crecimiento como en ningún otro país en Latinoamérica, convirtiéndose así en referencia peligrosa ante el desastre visto en las vitrinas neoliberales.

 

Venezuela ¿una bomba solo matagente?

Los EE.UU., siendo derrotado en sus pretensiones de “recuperar” su trastocado patio trasero, entendiendo que Venezuela, con las medidas biosanitarias, acompañadas por la gran mayoría de la población, sigue siendo vista como un ejemplo irrefutable a seguir por los ciudadanos de América Latina, no se queda con los brazos cruzados.

Ante el Covid-19 medidas biosanitarias y de flexibilización.
Ante el Covid-19 medidas biosanitarias y de flexibilización.

Esto permitió un cambio de estrategia en el ataque imperial, para ello, contando con Piñera, Bolsonaro, Vizcarra, Duque y Moreno, gobernantes casi caídos antes de la aparición del salvador Covid-19.

Estos gobernantes no escatiman esfuerzos en convertirse en portaviones desde donde se lanzan a los migrantes, cuales bombas contagiadas del virus, calculando que sería una fórmula menos costosa para matar solamente a esos irredentos venezolanos.

 

Ciudad VLC/ Gustavo Claret VQ.