Sebastián Piñera le declaró la “guerra” al pueblo chileno que ha salido a manifestar contra décadas de políticas neoliberales y desmantelamiento de la seguridad social y que tuvo como detonante el disparo en las tarifas del metro y del transporte público en general.

Pese a haber reconocido que la aplicación de medidas neoliberales ha sido un “error” -no solo de su gobierno sino también de sus antecesores- y pidió perdón por eso, mantiene un toque de queda en gran parte del país austral con un ejército en las calles, que ha traído como resultado un saldo de muertos, lesionados y detenidos, comparables solo con la dictadura de Augusto Pinochet, de la cual formó parte.

De acuerdo con el reporte de la Asociación de Médicas y Médicos Dr. Eloisa Díaz, hasta la fecha hay 17 personas fallecidas: 11 calcinados y seis asesinatos; 13 personas baleados graves; cuatro atropellos graves, 17 heridos con trauma ocular, cuatro niños heridos y 2.151 detenidos, esta última cifra pertenece al Ministerio de Interior y Fiscalía chilenos.

Buena parte de los eventos de represión fueron sido grabados por periodistas y transeúntes con dispositivos móviles mientras ocurrían, la mayoría de las veces durante horas de la noche.


Entre los detenidos aparece una importante lista de periodistas de medios nacionales e internacionales.

Organizaciones de derechos humanos en Chile también han reportado muertes por tortura en prisiones por parte de la policía de Carabineros. Un hecho que recuerda los peores momentos de la dictadura pinochetistas.

Usuarios en Twitter reportaron el uso de jóvenes por parte del Ejército chileno para propiciar saqueos y en este video se puede observar una relación algo extraña entre el encapuchado y el funcionario castrense.

LEER TAMBIÉN: CIFRA DE FALLECIDOS POR PROTESTAS EN CHILE SE ELEVA A 18

Ciudad VLC/VTV

1 Comentario

Deja un comentario