La diputada por el partido Voluntad Popular (VP), Gabriela Arellano, anunció desde el exterior su renuncia a la tolda naranja.

A través de una misiva publica en la red social Twitter, Arellano dijo: «La forma y el fondo de como y donde se dirige esta organización política, está en contra sentido a mi visión, valores y principios».

Arellano está vinculada a hechos de corrupción que incluyen el desvío de fondos para la estadía de militares en la frontera colombo-venezolana.

Esto, por los ingresos de una supuesta ayuda humanitaria en febrero de 2019, que se usó como camuflaje en un intento de derrocar el Gobierno Bolivariano.

La diputada por el circuito 2 del estado Táchira, junto con el diputado José Manuel Olivares – también en el exterior- eran los que conducían con mayor detalle toda la parte operativa para el supuesto ingreso de la ayuda humanitaria.

Olivares, particularmente, llevaba días manejando, junto a otros activistas venezolanos, la eventual posibilidad de un quiebre militar en la frontera, refiere el medio internacional Panampost.

Entre sus intentos de promover acciones para derrocar el Gobierno constitucionalmente electo del presidente Nicolás Maduro está su participación en la sesión de magistrados del ilegal Tribunal Supremo de Justicia en el exterior.

La diputada promovió en 2016 planes desestabilizadores y afirmó que el cambio para Venezuela sería antes de 2019.

José Gregorio Vielma Mora, denunció públicamente que Arellano canceló altas sumas de dinero a terroristas y guarimberos para la quema de autobuses y vehículos oficiales.

En septiembre de 2019, el protector del estado Táchira, Freddy Bernal, mostró una conversación de Arellano con una persona no identificada, en la que se observa la insistencia por parte de la diputada de generar caos en el país, a través de protestas y trancas de vías públicas.

En su carta de renuncia, Arellano desea al partido Voluntad Popular que «los honestos tomen el timón y rescaten las banderas que llevaron a su fundación». Asimismo, resalta que se mantendrá «firme» en su lucha política.

 

LEER TAMBIÉN: LUIS BRITTO GARCÍA: VIRUS

 

 

Ciudad VLC/AVN

Deja un comentario