Hace 91 años apareció “Juan del cine”, primer cuento de Guillermo Meneses

0
60

Guillermo Meneses, el hombre de “La Balandra Isabel llegó esta tarde” y “La mano junto al muro”, entró a la literatura para marcar un hito interesante que le dio brillo a la narrativa y al estudio de las letras venezolanas.

Pocos recuerdan su primer cuento, “Juan del cine”, que apareció por primera vez en la revista “Élite” el 13 de septiembre de 1930, hace nada más y nada menos que 91 años.

Teniendo apenas 18 años de edad, Meneses escribe este cuento, que luego llamaría “Adolescente” para siguientes publicaciones.

Posiblemente, se haya inspirado en las experiencias propias de su edad, aunque nadie advirtió en aquella trama el portento de quien se convertiría posteriormente en uno de los narradores fundamentales del país.

Muy conocida es su antología sobre el cuento venezolano, que sirve de base para el estudio de la narrativa corta nacional; destaca, especialmente, su prólogo que es utilizado como texto fundamental para comprender el entramado literario venezolano en este género que – no por ser el más joven de todos – deja de tener importantes puntales.

 

LA HISTORIA DE MENESES

Guillermo Meneses había nacido en Caracas, el 15 de diciembre de 1911. Doctorado en Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela, ejerció como abogado, diplomático y político; pero, antes que todo fue un escritor a tiempo completo.

Como abogado, llegó a ser procurador del estado Miranda, también fue juez. En su época de diplomático, trabajó como secretario de la embajada de Venezuela, en París y Bruselas.

Fue cuando se casó con la periodista Sofía Imber y con ella conoció Europa, donde se codeó con los más importantes intelectuales y políticos europeos.

Como escritor, sobresalió como cuentista. Su cuento «La balandra Isabel llegó esta tarde» fue llevado al cine en 1950, bajo la dirección de Carlos Hugo Christensen y la protagonización de Juana Sujo.

La cinta recibió el premio de Cannes, el primero para nuestro país. Otros cuentos como «El marido de Nieves Márquez» recibió el Premio de Teatro de Caracas (1943); «El falso cuaderno de Narciso Espejo», el Premio Arístides Rojas (1953); «La misa de arlequín», el Premio Municipal de Prosa (1963); y, por su trayectoria, él obtuvo el Premio Nacional de Literatura.

Como periodista, fue fundador de la revista  Cubagua (1938), así como columnista de Élite, El Nacional y El Universal. En 1965, fue elegido Cronista de Caracas.

 

lee más: «Patrimonio» por Vicente Gramcko

 

Vicente Gramcko