“Herr Hitler en el Magdalena” por Fernando Guevara

0
49

Herr Hitler en el Magdalena… Se pasaron. Ninguno de ellos pensó que estaba haciendo apología al desprecio humano. Seguro pensaron que en la superioridad habría más de un jefe que se sentiría orgulloso de sus muchachos.

Algún director, con más hábitos de alabanzas que con conocimientos de historia, internalizaba que Adolf Hitler, Heinrich Himmler o Josef Goebbels, más que criminales y sádicos, eran apenas unos personajes malucos de alguna película hollywoodense, de esas que ve a cada rato y en la que los jefes gringos ganan siempre.

No entiendo y seguramente la mayoría de la raza humana tampoco va a entender cómo en una institución académica (porque era una escuela) iban a homenajear a sus asesores alemanes nada más y nada menos que haciendo una exposición alegórica al nazismo.

Sin embargo, la entusiasta confesión de la superioridad de la Escuela de Policía Simón Bolívar en Tuluá, Colombia, nos agarró desprevenidos, porque ciertamente uno puede esperarse cualquier expresión de odio fascista desde las autoridades colombianas, total la oligarquía colombiana creó las autodefensas, o mejor dicho, el paramilitarismo de derecha, y permitió las bases estadounidenses en su territorio, pero eso de hacer apología a Hitler y disfrazarse de él, con bigotito y todo rebasa cualquier vergüenza.

¿Qué pensarían esos policías? ¿De verdad no saben que Hitler y su combo fueron una hecatombe para la humanidad, que casi acaban con todos los judíos de Europa, así como con los gitanos, los homosexuales, los eslavos; con veinte millones de soviéticos o cualquier ser humano diferente al ario?

¿Es que no hay en esa escuela de policía, que por desgracia lleva el nombre del Libertador Simón Bolívar, algún profesor de historia que advirtiera sobre el desastre que se les avecinaba o que les enseñara que disfrazarse de nazis para homenajear a Alemania era una barbaridad tan terrible como el holocausto, porque además de ser imbécil eran una caricatura?

Pero los desaguisados no se quedan en Tuluá, porque la mismas redes sociales de la Policía Nacional de Colombia publicaron el homenaje, es decir, avalaron lo hecho por sus estudiantes. En niveles altos de la Policía Nacional de Colombia también les parece bien apologizar el nazismo.

 

LEE TAMBIÉN: OPINIÓN: MEGAELECCIONES EN CARABOBO: ¡SIN SORPRESAS!

 

No vale ahora decir que se borraron las publicaciones, si algún community manager subió esas imágenes es porque confiaba que sus jefes lo aprobaban, eso nos evidencia que en las altas esferas de los entes de seguridad colombianos el fascismo y el nazismo son ideologías sembradas en el inconsciente colectivo.

El gobierno colombiano es fascista, es nazi. Nosotros siempre lo hemos creído, solo que ahora estamos seguros.

 

Fernando Guevara / Ciudad VLC