“Léelo que te conviene” por José David Capielo

0
108

La lectura del libro “Letras y Notas sobre la Música del Caribe”, del profesor Ramón Toro Martínez, nos ubica desde su presentación en la pasión especial que ha tenido el autor por el tema de la música afro-caribeña.

Con el profesor Toro compartí labores docentes en la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR), Núcleo Canoabo, y le agradezco mucho el obsequio de este libro, previo a la Navidad

Para mí esta obra representa un aporte significativo por su información y análisis, que recoge la experiencia musical de Toro desde su niñez y adolescencia, en la parroquia La Vega de Caracas, donde desde su núcleo familiar y de sus amistades leían y discutían todo lo referente a las orquestas de Salsa, sus integrantes principales y los temas más sonados; todo lo cual ha significado una gran pasión y razón de vida.

En este sentido, el también docente y amigo, profesor Ramón Núñez, prologuista del libro, reivindica su acompañamiento amistoso al autor desde su llegada a Valencia, compartiendo conocimientos musicales por más de cuarenta años; y más recientemente en la promoción de artículos de prensa de Toro, a través del Diario Ciudad Valencia, sobre el tema musical, además de trabajar junto a él en el programa radial, de corte afro-caribeño, “Óyelo que te conviene” por RNV Región central.

Ramón Toro da comienzo a su libro con el tema de los creadores de ritmos y sus máximos exponentes, donde señala que el impulso de la onda sonora conocida como “Salsa”, en los años 70 del siglo pasado, englobó una rica y variada gama de ritmos cubanos con nombres propios, aún cuando para algunos haya significado también una desventaja, al simplificar y quitarle en parte identidad a todas estas expresiones. Reseña acá unos diez sobresalientes músicos y creadores, como los cubanos Miguel Faílde, José “Pepe” Sánchez y Nené Manfugás, entre otros.

Posteriormente aborda Toro el origen de las más relevantes orquestas afro-caribeñas. En este sentido, reseña unas 73 orquestas, con sus integrantes principales, directores, vocalistas, coristas e instrumentistas; que van desde las más antiguas como la “Sonora Matancera” y la “Orquesta Aragón” de Cuba, pasando por la “Billo’s Caracas Boys” y “La Sonora Ponceña”.

En relación a los compositores y arreglistas más destacados, los señala como héroes, muchas veces desconocidos por el gran público. Entre ellos destaca a Rafael Hernández, Miguel Matamoros, Agustín Lara, Arsenio Rodríguez, Billo Frómeta, Bobby Capó y Tite Curet Alonso.

Entre los arreglistas, creadores de las notas y melodías, privilegia a Severino Ramos Betancourt, René Hernández, Ray Santos, Louie Ramirez, Jorge Millet, Bobby Valentín y Enrique “Culebra” Iriarte como parte importante de toda esa pléyade.

Finalmente, dentro de sus “apreciaciones musicales”, expone una veintena de reflexiones que abarcan, por ejemplo, el sonido Fania y su indiscutible jerarquía, lo referente al término “Sonero Mayor”, como categoría exclusiva de solo tres grandes como Miguelito Cuní, Benny Moré e Ismael Rivera; así como el papel relevante de los coros en la producción musical salsera y las particulares características de la llamada “Salsa de hoy” con sus más destacados exponentes.

 

LEE TAMBIÉN: «MANUAL DEL LIBRO (A PROPÓSITO DE LA FILVEN MÉRIDA)» POR G. FRAGUI 

 

Felicito, pues, al buen amigo y colega Ramón Toro por esta publicación de mediados del 2020, por iniciativa y financiamiento propios, con la colaboración activa de su gente cercana; un logro que posteriormente fue presentado en la Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVEN), en Caracas, a finales de ese mismo año.

Para mí fue un disfrute su lectura, pese a la limitación de no ser ningún conocedor del tema. Y es que la música, como expresión cultural, nos permite ir más allá del lenguaje hablado, “habla sin palabras”. Y la música afro-caribeña, en particular, forma parte indudable de nuestra propia identidad, afín al especial mestizaje que nos caracteriza.

 

José David Capielo / Ciudad VLC