En el marco de la refundación de la República establecido como fin supremo del pueblo venezolano, la Educación y el Trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar los fines del Estado.

 

En este sentido se lanzó en el 2009, el Programa Todas las Manos a la Siembra (PTMS), en el sistema educativo nacional a fin de promover la agricultura sustentable y la práctica agroecológica en nuestras instituciones educativas.

 

Generando así la cultura de la siembra permanente tanto en la escuela como en las comunidades urbanas, rurales e indígenas.

 

En este momento  histórico que exige que todas y todos asumamos con conciencia, conocimiento, compromiso y convicción la necesidad de la producción alimentaria, esta se hace cada vez más necesaria.

 

Las escuelas, desde la práctica de la siembra agroecológica no solo enseñan a producir sino que implica cambios en nuestra cultura, nuestra manera de relacionarnos entre los seres humanos, nuestros patrones de alimentación, en el cuidado de nuestra salud y del ambiente.

 

LEE Y COMPARTE: EL 11 DE ABRIL LA UNIDAD CÍVICO – MILITAR DERROTÓ EL GOLPE DE ESTADO. PARTE I

 

Consecuentemente desde la Escuela Agroecológica Ezequiel Zamora a finales de Marzo se llevó  a cabo el II Encuentro de la semilla indígena, campesina y afrodescendiente, menguante de marzo, Carabobo 2019.

 

En el evento participaron militantes del PTMS de todo lo largo y ancho del estado Carabobo, así como campesinos, grupos culturales, instituciones y comunidades.

 

Quienes se dieron cita en tan grandioso evento para exponer, intercambiar y observar las experiencias, productos y enseñanzas adquiridos gracias al programa creado por el sociólogo Carlos Lanz Rodríguez.

 

Consignas, música, reflexiones, debates, intercambio, constituyeron el II ENCUENTRO DE LA SEMILLA INDÍGENA, CAMPESINA Y AFRODESCENDIENTE.

 

El desarrollo de la agricultura campesina y urbana constituye una necesidad impostergable para nuestros pueblos, sobre todo cuando el hegemón (EE.UU.) no cesa de bombardear con su guerra implacable.

 

EL ESFUERZO SISTEMÁTICO DE PTMS EN CARABOBO

Lanz conversó del esfuerzo sistemático que ha tenido el PTMS en Carabobo. “En un momento en que vivimos una crisis alimentaria en desarrollo, problemas de precios, acaparamiento y especulación».

Carlos Lanz promoviendo la cultura de la siembra

«Este tipo de actividades reviven la esperanza y los sueños que anidamos de una alimentación soberana, de resolver y aportar desde el conuco escolar, desde la instancia de los patios productivos en las comunidades y escuelas, porque aquí hay una cultura de la siembra en un proceso de formación permanente”. Enfatiza.

 

“Actualmente  se han concentrado 13.000 escuelas en el programa y seguimos trabajando por la incorporación progresiva de toda la matrícula escolar en todo el Estado, buscamos su agregación en el proceso de siembra con un cambio de paradigma en el consumo.

 

TE PUEDE INTERESAR: EL 11 DE ABRIL LA UNIDAD CÍVICO – MILITAR DERROTÓ EL GOLPE DE ESTADO. PARTE II

 

Que a la final es un cambio revolucionario, una política global que implica el desarrollo endógeno, sustentable con un modelo productivo distinto, una visión de la naturaleza distinta, el objetivo histórico del plan de la patria expresado en un área, un espacio como este con la semilla marcando el rumbo”, explica Lanz.

 

En este sentido, la colectivización de la siembra forma parte de la guerra de resistencia de todo el pueblo contra la agresión imperialista.

 

LA MUJER PRODUCTIVA, PROACTIVA, REVOLUCIONARIA Y COMBATIVA TAMBIÉN SE HACE PRESENTE

Un claro ejemplo lo representa Dayola Paredes, cultora de nacimiento, de corazón, de vocación y de alegría, gracias a los valores inculcados por su padre el profesor Douglas Paredes a quien admira y del cual se está sumamente orgullosa.

 

Se siente 100% involucrada en este convite que le ha enseñado a respetar muchas cosas, en principio ¿por qué tenemos que sembrar?

 

son espacios alternativos donde se aprende de agroecología con EL conocimiento ADQUIRIDO

 

Antes no lo hacía con tanto amor, con tanta pasión porque no era una costumbre, pero desde que asiste a los espacios de la Aldea Héroes de Canaima, ha desarrollado el amor y la pasión al reconocer la importancia que tiene sembrar una semilla.

 

De darle el calor, el cariño y los elementos necesarios para su germinación y de apreciar por qué tenemos que regar esa semilla.

 

Dayola muestra su entusiasmo sin disimulo: “Cuando ves que poco a poco va creciendo y que en un tiempo determinado se recoge un fruto, hay una satisfacción extraordinaria que de repente hace llorar, reír, porque eso se siente desde el corazón».

 

Y eso es lo que la involucra en este espacio ligado a la cultura que es su vida desde hace muchos años y a través de la cual, transmiten mensajes de reflexión, unión, amor, paz, solidaridad y alegría a todas las personas.

 

A través de la música, la poesía, el teatro, la danza, los títeres, las marionetas, las clases de quitiplas y culo é puya, oriundos de Birongo en Barlovento y todas las prácticas que garanticen la sana convivencia y participación”.

 

EN CIUDAD PLAZA CULTIVAN SU PROPIA COMIDA

Así mismo, más al sur, Juvenal Espinoza, habitante de Ciudad Plaza relata la experiencia de siembra en los hogares y terrenos de la comunidad.

 

“Ciudad Plaza es un urbanismo que data del año 2002, se inició como un programa bandera del comandante Chávez en materia de vivienda. Aquí nos abocamos a buscar la forma de producir en nuestros patios” refiere Juvenal, invitándonos a conocer los patios productivos”.

 

«Nunca le paramos al comandante Chávez cuando nos mandaba a sembrar en nuestras casas y hablaba de los gallineros verticales»

 

“Ahora en el contexto de esta guerra económica vemos la importancia que tenía esa visión del presidente Chávez.

 

Así aliviamos un poco la guerra que nos tienen los oligarcas, que quieren quebrarle el espinazo al pueblo; nos obligan a través del hambre para que nos dobleguemos y salgamos a la calle a pedir la cabeza de los revolucionarios.

 

TE INTERESA: PNB MATA A SU PAREJA Y A SU AMANTE EN CARABOBO

 

Pero nosotros no somos así, al contrario, nos estamos preparando para cosechar nuestra propia comida cultivada en nuestros hogares, en nuestras áreas verdes y áreas ociosas de nuestro urbanismo.” Recalcó.

El programa masifica la cultura de la siembra en el estado Carabobo

En estos terrenos se pueden observar se pueden observar plantaciones de cambur, lechosa y yuca, así como tapirama, quinchoncho,  pimentón, ají dulce y auyama.

 

AGRICULTURA URBANA: LA CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO PARADIGMA.

Sobre la importancia de fomentar la agricultura campesina y la agricultura urbana, el pensador y sociólogo belga François Houtart, estudioso del tema en China y otros países asiáticos, abunda en consideraciones sobre un fenómeno perfectamente extrapolable a nuestro país.

 

Incluiremos al menos dos razones que fundamentan la urgencia del cambio de paradigmas;:

 

En primer lugar existe la necesidad de alimentar al ser humano. A mediados de este siglo, tendremos entre 9 y 10 billones de seres humanos a los que alimentar, con una proporción urbana en aumento, lo que significa que la producción de comida tendrá que ser multiplicada por 2 ó 3.

 

“La segunda razón es salvar al planeta. Esto no es solo una cuestión cuantitativa. Implica la necesidad de desarrollar un tipo de producción respetuosa con la capacidad regenerativa de la tierra, (libre de transgénicos y agrotóxicos)».

 

«Cada año se reduce esta capacidad y la agricultura, tal y como se realiza hoy en día [bajo el esquema capitalista], es parte del problema”.

 

SOBERANÍA E INDEPENDENCIA ALIMENTARIA.

Germán Padrón

 

Germán Padrón, parte del equipo del PTMS Carabobo, compartió la experiencia que vienen desarrollando en la Escuela de Formación Agroecológica Ezequiel Zamora Héroes de Canaima.

 

Padrón expresó que este encuentro de semillas locales, indígenas, campesinas y afrodescendientes, lleva dos años celebrándose en estos espacios con el propósito de encontrarse en función de la soberanía y la independencia nacional y alimentaria.

 

LEER MÁS: AQUEL 11 DE ABRIL AFLORÓ EL ESPÍRITU HEROICO Y VALIENTE DEL PUEBLO VENEZOLANO

 

Que no sólo reúne a niños y maestros del sistema educativo sino que incluye a campesinas y campesinos, a maestras y maestros pueblo, para intercambiar semillas, conocimientos, saberes y dejar bien en claro que la semilla no es solo la importada.

 

Al contrario, existe gran cantidad de semillas en el pueblo, nuestros campesinos y campesinas que no podrán estar certificadas bajo los parámetros de las leyes burguesas pero que ha sido mejorada y regulada durante muchos años  por ellos y ¿Que mejor certificación que ésta?.

 

Con la llegada de la menguante de Abril y Mayo que es la entrada de agua, se han venido preparando con anterioridad ya que los conucos están limpios hacer el intercambio para favorecer a quienes necesiten semillas de los diferentes rubros que aquí  se cosechan.

 

ISMAEL NOÉ / MAGALY ZAVALA / CIUDAD VLC

1 Comentario

Deja un comentario