Un artículo de Misión Verdad hace un análisis de la crisis global generada por el Covid-19 se ha transformado en un escenario de lucha entre modelos políticos y sociales.

Detalla como el Sistema Patria, creado por el Gobierno Bolivarianao, se constituye en un modelo que hoy lucha contra el coronavirus.

Cumpliendo ya un trimestre desde la aparición de los primeros casos, la pandemia del siglo XXI ha ido desnudando la fragilidad de los países que abrazaron la tesis neoliberal y la fortaleza de aquellos que priorizaron la posición del Estado y el uso de la tecnología para organizar a la sociedad frente a una contingencia inesperada y peligrosa.

Desde los primeros dos casos clínicamente diagnosticados, Venezuela ha aplicado medidas drásticas de protección que se apegan a los modelos exitosos conocidos y aplicados en China y otros países de Asia, también avalados por la Organización Mundial de la Salud.

Pero más allá de la importación de medidas y de recurrir a expertos de otros países, Venezuela se está apoyando en su propio sistema de protección popular y colectiva, fundado en los años de gobierno de Hugo Chávez y profundizado en los años de liderazgo de Nicolás Maduro.

 sistema Patria

La novedad del sistema Patria se pone a prueba con el Covid-19

Lanzado en 2017, la plataforma Patria comenzó como un esfuerzo por centralizar en una única base de datos a los millones de beneficiarios del conjunto de las políticas sociales desplegadas por el Gobierno venezolano, vinculadas al Carnet de la Patria, donde ya son 20 millones de personas las incorporadas.

Con este mecanismo, el gobierno de Nicolás Maduro le ha tomado el pulso a la vida social y económica del país.

ha mejorado la administración de los recursos y los ha redirigido de forma precisa a los sectores más vulnerados por la guerra, desligándose de la gestión burocrática tradicional y de los escollos que impone un formación estatal signada por el burocratismo y las trampas del rentismo.

Este sistema, nacido como una necesidad en tiempos de guerra, configuró una nueva instancia de coordinación y comunicación entre el pueblo y el Estado.

Otorgando condiciones de transparencia y eficacia a la asignación directa de bonos y cajas de alimentos (CLAP) que han permitido sortear la crisis económica aguda propiciada por el bloqueo estadounidense.

En el tiempo, la plataforma Patria ha ido evolucionando según las condiciones materiales del país, exhibiendo su flexibilidad y capacidad de adaptación para responder a las necesidades de la población.

Así, la plataforma ha ido tomando forma de nueva arquitectura financiera independiente de la banca comercial tradicional, con la que se pueden hacer transacciones relacionadas con el Petro, pagar servicios públicos, transferir a otras cuentas bancarias, recibir remesas, entre otras aplicaciones para la vida cotidiana.

Pero este sistema no funciona de forma unidireccional

La población, a su vez, moldea las políticas del Estado transmitiendo información vital sobre los planes de contención, indicando los factores que deben ser consolidados y alertando sobre las fallas que se presentan.

Se trata de un mecanismo novedoso de contrapoder, de gestión inteligente de recursos escasos en el marco del bloqueo y de coordinación política directa con la organización popular y social del pueblo.

Aunque surgió en un contexto determinado por la ruptura de las cadenas de suministro alimentario y para fortalecer a los CLAP, el sistema Patria ha fortalecido las líneas de defensa nacional y ha dotado al país de un instrumento para coordinar acciones sociales y políticas a gran escala en situaciones de estrés y conflicto.

Esta noción de anticipación y prevención, ha posibilitado que en medio de la pandemia, el Sistema Patria se transforme en un instrumento de detección temprana, geolocalización de contagios y definición de planes de contingencia para frenar la curva expansiva del virus.

En tal sentido, desde la plataforma se ha lanzado una encuesta para evaluar síntomas del Covid-19 y además abrir el acceso a ayudas económicas en medio de la cuarentena.

Así, el Estado obtiene información vital para conocer el alcance geográfico de posibles casos de contagio, la severidad de los mismos y, así, tomar medidas efectivas.

La OMS recomienda la realización de la mayor cantidad de test para determinar, con la mayor precisión posible, la cantidad de contagiados existentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEE TAMBIÉN: EL DILEMA ÉTICO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS 

Primero resultado de la encuesta

La encuesta ha dado sus primeros resultados, demostrando su eficacia como método de detección temprana.

El presidente Nicolás Maduro, durante su alocución del 22 de marzo, anunció que habían respondido 10 millones 965 mil 519 venezolanos, más de la mitad de quienes están inscritos en el sistema Patria.

Con esta información, 17 mil 570 personas han sido visitadas de las 21 mil en total que serán examinadas bajo el programa de aplicación de tests de prevención.

Un total de 135 personas han sido trasladadas a los Centros de Diagnóstico Integral para realizarle pruebas de despistaje del Covid-19.

El uso de esta herramienta evita que las personas salgan de sus casas para diagnosticarse (colocando en riesgo de contagio a otros), al mismo tiempo que le indica al sistema de salud dónde y con qué intensidad zonificar la atención primaria de casos leves o severos.

De esta forma, se corta la cadena de transmisión del virus, se focaliza la atención médica, se ahorran recursos sanitarios (como kits de pruebas y otros insumos) y se establece una jerarquía de prioridades de acuerdo a la información suministrada, la cual indicará qué zonas atender, cuáles hospitales fortalecer y donde reforzar las medidas de aislamiento.

Contrario a la mayoría de gobiernos occidentales, el Gobierno venezolano y el pueblo cuenta con un mecanismo que ofrece una visibilidad integral de la crisis y de sus nudos críticos, orientando las acciones a tomar para controlar la epidemia.

Sistema para proteger al pueblo

Ni Estados Unidos ni Reino Unido, y mucho menos España, Italia o Francia, cuentan con un sistema de infogobierno como el sistema Patria, ya probado en situaciones de contingencia anteriores.

Desde 2017, Venezuela se viene preparando para una situación de este tipo con un sistema ideado para transgredir las dinámicas burocráticas del Estado y fortalecer la coordinación entre el Gobierno y el pueblo organizado.

Puede afirmarse con seguridad que, a la par de Corea del Sur, país que no tiene encima las restricciones económicas y la guerra política de Venezuela, el sistema Patria constituye un antecedente universal y un modelo a aplicar para sortear crisis sistémicas empleando la tecnología y la organización de la gente.

Nuevamente, Venezuela confirma su modelo político al poner en primer plano el bienestar social de toda la población por encima del pensamiento neoliberal que ahora mismo se derrumba.

 

El artículo completo en aquí

 

Ciudad VLC/Misión Verdad

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here