Este lunes, la Asamblea General de la OEA aprobó incorporar el tema de Venezuela en un debate de dos días a realizarse en Washington, en un claro acto de injerencia contra nuestro país. El acto contó con la oposición del canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, quien anunció que Venezuela «ya está de salida de la OEA».

 

En ese sentido, Arreaza afirmó que la Organización de Estados Americanos está influenciada por el unilateralismo impuesto por el gobierno de Estados Unidos (EEUU) y los gobiernos títeres de la región se han plegado al mismo discurso injerencista de Washington.

 

Durante su intervención en el 48º período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA Arreaza rechazó la inclusión de forma inconsulta de un punto referido a la situación política de Venezuela.

 

«No cuestionamos el temario, pero queremos que se cumplan los procedimientos. Hay una intencionalidad de debatir sobre Venezuela, sin consultar, sin conocer su realidad», dijo, citado en la cuenta de Twitter de la Cancillería.

 

 

«Nosotros estamos de salida. Solo cumplimos las funciones que nos corresponden. participamos en señal de protesta»

 

A pesar de la legítima objeción del titular de Relaciones Exteriores de Venezuela, el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, quien fue designado como Presidente de la Asamblea, aprobó la incorporación de Venezuela en el temario de la plenaria del organismo multilateral.

 

Entre los temas a debatir se encuentran la discusión sobre la supuesta ilegitimidad de las elecciones presidenciales y de consejos legislativos del 20 de mayo, en la cual resultó electo el presidente de la República, Nicolás Maduro, así como la solicitud estadounidense de suspender a Venezuela del organismo.

 

A pesar de que la nación suramericana se encuentra en proceso de retiro desde 2017, Arreaza reiteró el compromiso de preservar el derecho a la soberanía y autodeterminación del país. «Defenderemos a Venezuela donde sea», recalcó.

 

Desde la llegada de Luis Almagro al cargo de secretario general de la OEA, en 2015, se ha promovido una agresiva campaña contra Venezuela, fundamentada en la hostilidad y la mentira, al punto que, en 2016, Almagro presionó para que se aplicara la Carta Democrática Interamericana del organismo el país, acción que no pudo lograr.

 

La medida de suspensión que impulsa actualmente EEUU requiere que 24 de los 35 países miembros, es decir, dos tercios de la OEA, voten a favor de la solicitud.

 

El pasado 30 de abril, el embajador de Venezuela ante la OEA, Samuel Moncada, denunció que desde ese organismo se planifica una intervención contra el país que es alentada y planificada por el gobierno estadounidense que encabeza Donald Trump.

 

NOTICIA RELACIONADA: COMANDO SUR PLANIFICA ATAQUES CONTRA PAÍS CONSIDERADO “AMENAZA”

 

Ely Reyes/Ciudad VLC/Agencias

2 Comentarios

Deja un comentario