“Día Internacional del Niño y derechos fundamentales en Venezuela” por José David Capielo

0
227

La celebración del “Día Internacional del Niño” (o de la niña, según el enfoque de género) en Venezuela correspondió al 17 de julio como cada tercer domingo de este mes desde 1991. Es un día donde se dedican importantes iniciativas festivas e institucionales públicas o privadas en nuestro país para resaltar el papel de nuestros niños y niñas como nuevas generaciones continuadoras de la construcción de nacionalidad.

Es una conmemoración que mundialmente tuvo su antecedente desde 1924, cuando desde la “Liga de Naciones”, precursora de los que sería años más tarde la “Organización de las Naciones Unidas” (ONU), en 1945, se reconoció que la humanidad estaba en deuda con la infancia. Se señala que desde la finalización de la llamada Primera Guerra Mundial (1918), confrontación donde cientos de miles de niños perdieron la vida, se trató de promover medidas que resguardaran a la niñez del mundo de estos dolorosos eventos que en especial atentaban contra su frágil humanidad.

Junto a los conflictos armados de la magnitud y motivación que sean, hay una vulnerabilidad expresa en nuestros infantes desde los mismos orígenes de la humanidad. Debió transcurrir mucho tiempo para reconocer y establecer derechos propios para nuestros niños y niñas, que les garantizaran la educación, la recreación y el desarrollo sano, en virtud de que son la base de nuevas generaciones en todo el planeta.

La ONU, en 1948, estableció la “Segunda Declaración de los Derechos del Niño”. Luego, en 1959, la Asamblea General de este organismo multilateral autorizó una Tercera Declaración sobre tan importante temática. Ese mismo año se acordó, además, que cada país le dedicara un día en especial para consagrar la fraternidad y la comprensión entre los niños, promoviendo actividades por el bienestar de todos los niños del mundo. 1979 fue asumido como “Año Internacional del Niño”.

Finalmente, en 1989, la Asamblea General de la ONU aprobó, por unanimidad, la “Convención sobre los Derechos del Niño”, que luego en 1990 entró en vigencia con fuerza de ley para todos los países que ratificaron tal acuerdo. Nuestro país asumió este compromiso mundial y a partir de allí se inició la discusión nacional por una ley orgánica que recogiera estos postulados para la protección de nuestros niños, niñas y adolescentes.

Cabe destacar que para la ONU un niño es todo ser humano hasta los 18 años. Este criterio varía de acuerdo a cada país. En nuestro caso se caracterizan como niños o niñas hasta los 12 años, y de 12 a 18 años se ubican como adolescentes. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF), niños y niñas no solo son sujetos de derechos, sino que deben participar de las decisiones que sobre ellos pueda acordar cada comunidad.

En Venezuela, la discusión de la ley respectiva abarcó un periodo de ocho años, entre 1990, al sancionar positivamente la Convención asumida en la ONU, y 1998, con la aprobación parlamentaria de la “Ley Orgánica de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes” (LOPNNA).

Hubo demora en el proceso, lo cual evidenció tanto la complejidad del tema como las posiciones adversas que existieron hasta su aprobación inicial. Luego, al instaurarse la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Dic. 1999), quedó refrendado en los derechos sociales y de la familia (Capítulo V) lo atinente al contenido de la LOPNNA, que entró en vigencia en el año 2000, bajo la presidencia del Comandante Hugo Chávez Frías.

Se han realizado al menos dos reformas de la LOPNNA para su adecuación e instrumentación legal. Se ratifica la familia como asociación natural de la sociedad y espacio fundamental para el desarrollo integral de niños, niñas  y adolescentes con derecho a vivir y convivir en el seno de su núcleo familiar de origen. Cuando esto sea contrario a “su interés superior” (cuando esté en peligro su propia vida y desarrollo sano), intervendrá el Estado y tendrán derecho a una familia sustituta.

 

LEE TAMBIÉN: “A POTENCIAR ‘TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA’ EN HONOR A CARLOS LANZ”

 

Volviendo al “Día Internacional del Niño”, este se conmemora en Argentina y Perú el tercer domingo de agosto. En Bolivia el 12 de abril. En Chile el 11 de agosto. En Colombia el último sábado de abril. En Cuba, Nicaragua y Ecuador el 1° de junio. En México el 30 de abril. En Guatemala y El Salvador el 1° de octubre. En Honduras el 10 de septiembre. En República Dominicana el 29 de septiembre. En Uruguay el segundo domingo de agosto y en Panamá en igual día que Venezuela.

Venezuela ha ratificado su protección a los niños, niñas y adolescentes ante cualquier abuso o violencia infringida por cualquier persona, bien sea mamá, papá, maestros, cuidadores, compañeros de estudios o extraños. El “Día del Niño” es y debe ser solo el realce de tal normativa fundamental, que debe estar sujeta siempre a mejoras en su aplicación práctica y efectiva.

 

José David Capielo / Ciudad Valencia