“A potenciar ‘Todas las Manos a la Siembra’ en honor a Carlos Lanz” por José David Capielo

0
281

Ante el terrible asesinato del profesor y dirigente revolucionario Carlos Lanz Rodríguez (1946-2020), develado luego de larga investigación coordinada por la Fiscalía General de la Nación, procede la exigencia de justicia para todos los que resulten culpables de tan abominable hecho, pero asimismo hacer honor a su memoria dándole renovado impulso a su legado en pro de nuestra independencia alimentaria: «Todas las Manos a la siembra».

De lo informado sobre su asesinato, tanto la autora intelectual (ya confesa) como los imputados como coautores o encubridores (igualmente delatados), este acto criminal de barbarie se produce dentro de una trama de corrupción generalizada, donde el profesor Lanz resultó siendo víctima inocente. Fue un hecho terrible, propio de personas fuera de toda norma social o cultural, dado el salvajismo y la crueldad con que actuaron, sin consideración hacía la vida, la dignidad humana, la amistad o el sentido de familia.

La investigación pudo establecer que el propio entorno familiar y “amigos” cercanos que convivían con el profesor Lanz participaron en diferentes grados en tan miserable acción. Para la Fiscalía hubo acuerdo de los actores principales conjurados para intentar desviar las pesquisas. Se intentó incluso sostener una matriz  de crimen político donde podía existir complicidad del Estado venezolano y del Gobierno Bolivariano.

Por otra parte, muchos de quienes lo conocieron y compartieron con él, de muy buena fe, se dispusieron a realizar gestiones para un posible rescate. Esta solidaridad manifiesta sufrió, sin embargo, la traba de familiares y allegados, que pretendieron manipular la investigación y ahora están imputados por este cruel homicidio.

Abogamos por la celeridad en los procesos judiciales en marcha y la aplicación de justicia plena ante este repudiable hecho. Merece solidaridad especial su hijo Alex Lanz Manrique, quien públicamente ha exigido que haya justicia, destacando que seguirá recordando a su padre como el héroe que para él fue desde su infancia.

Quedará como tarea para siempre la de reivindicar y exaltar la trascendente obra intelectual de Carlos Lanz Rodríguez en el plano de las ideas políticas revolucionarias, a cuya producción y difusión militante estuvo dedicado con gran fuerza y perseverancia al menos en los últimos treinta años de su vida.

 

Todas las Manos a la Siembra (PTMS)

De los valiosos aportes teórico-prácticos del profesor Carlos Lanz quiero destacar someramente el Programa “Todas las Manos a la Siembra” (PTMS), incorporado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) en nuestro país desde el 2009. Es el impulso de una labor educativa desde el preescolar a los estudios secundarios (aunque después se extendió al ámbito universitario), donde se promueven prácticas conservacionistas y agroecológicas bajo el slogan: “Por una alimentación sana, segura, soberana y sabrosa”.

Venezuela de ser un país productor y agro-exportador de rubros fundamentales, se sumió desde los inicios del siglo XX en una economía rentista petrolera que ha limitado bastante la producción de nuestros alimentos básicos, que en muchas ocasiones hemos debido importar.

El Programa “Todas las Manos a la Siembra” promueve, desde la más corta edad de nuestros escolares, el incentivo a sembrar, a cultivar la tierra, no solo en los espacios rurales, sino desde la llamada agricultura urbana y periurbana. En cualquier ámbito podemos realizar la actividad productiva.

Se plantea acondicionar espacios para la producción tanto vegetal como de pequeñas especies animales desde las escuelas y las comunidades, que nos garantice al menos el sustento familiar. Es soberanía alimentaria cuando un país es capaz de producir lo que consumen sus habitantes. Se promueven los cultivos de ciclo corto y otros rubros de fácil siembra, cuidados y cosecha.

 

LEE TAMBIÉN: “EN TORNO A CARLOS LANZ” POR CHRISTIAN FARÍAS

 

Este proyecto productivo-educativo fue desarrollado por el profesor Carlos Lanz junto a sus otros trabajos de investigación, como la llamada “guerra no convencional”, con la que EEUU y sus aliados intentan acabar con la Revolución Bolivariana. Promovió el Método INVEDECOR (investigación, Educación, Comunicación y Organización) y la defensa de la pertinencia socio-cultural de los aprendizajes y la Gestión Escolar Comunal.

En 2016, a los siete años del Programa Todas las Manos a la Siembra (PTMS), el Ministerio del Poder Popular para la Educación informaba de la existencia de unos 1.599 planteles de educación inicial y unas 1.232 escuelas básicas donde se estaba impulsando este proyecto formativo. Hoy deben existir mayor cantidad de centros educativos con el PTMS al incorporarse los liceos bolivarianos y algunas universidades.

Es un programa sustancial-estratégico que, ahora más que nunca, en homenaje a su creador, debería ser potenciado dentro del proceso bolivariano. ¡Honor y Gloria al profesor Carlos Lanz! ¡Venceremos!

 

José David Capielo / Ciudad Valencia