Especulación e ingresos

Especulación, guerra económica y despliegue revolucionario

 

1. En los actuales momentos se está produciendo una pavorosa especulación con los precios, especialmente, con los precios de los artículos de primera necesidad.

2. Este incremento de precios afecta tremendamente los ingresos de las familias venezolanas, impide la satisfacción de necesidades básicas de la población. Los esfuerzos emprendidos por el gobierno bolivariano compensan solo parcialmente el impacto especulativo

3. Esta es una situación social, económica y políticamente muy peligrosa, porque este nuevo ataque especulativo se enmarca en un escenario de serias afecciones a nuestra economía como consecuencia de la pandemia y, principalmente, de escalada brutal de las sanciones yanquis.

 

Especulación y guerra económica

4. De tal manera que en los actuales momentos la especulación se convierte en el principal ataque desestabilizador en contra del país. El propósito consiste en que el malestar en la población conduzca al estallido social, la ingobernabilidad y el derrocamiento del gobierno bolivariano. A través de la especulación quieren lograr, lo que no han alcanzado por la vía de golpes de Estado, magnicidios, violencia terrorista, etc.

5. La especulación, como parte de una estrategia de desestabilización de la nación, se nutre de acciones y factores económicos y no económicos, nacionales e internacionales.

6. En este sentido, resalta el bloqueo yanqui, que debilita nuestra economía y provoca el alza del dólar y, con él, el de los precios. Como resultado del bloqueo, se ha contraído violentamente la producción de petróleo y los ingresos de divisas, se ha cerrado el acceso al comercio y al crédito internacionales, lo cual se traduce en escasez de divisas, de producción nacional y de bienes importados.

7. En esas condiciones se debilita la capacidad del Estado para contener la especulación en el ámbito cambiario y en los precios de la economía del país, así como también su fuerza financiera para atender las necesidades de desarrollo de la población y la economía, lo cual se agrava ahora con el desplome de los precios petroleros a causa de la colosal crisis económica global.

8. La especulación tiene una raíz estructural en el rentismo, que históricamente se ha manifestado en la obtención de las mayores tasas de ganancia del planeta por parte de los grandes capitales, todo ello sin invertir ni competir. Esta voracidad se desprende del parasitismo asociado al rentismo. Succionaron los recursos petroleros del Estado y ahora lo hacen directamente con los ingresos de la población.

 

9. La especulación cambiaria es un potente motor de la especulación en los precios de la economía. En teoría, habría razones económicas para que aumente el precio de la divisa: disminución de los ingresos petroleros, expectativas adversas (guerra económica, crisis mundial, pandemia, deterioro del mercado petrolero), pero la magnitud del alza enloquecido del dólar no obedece a razones económicas.

10. Se trata de una mezcla de voracidad especulativa y la agresión económica contra el país.  Este es un instrumento que ha sido utilizado en diversas coyunturas para debilitar a nuestra economía. A través de portales digitales, sin ningún tipo de racionalidad, transparencia ni vínculo con la realidad, de la manera más arbitraria y destructiva se desata el alza del dólar con consecuencias terribles para la economía y la población.

11. La especulación cambiaria arrastra al resto de la economía, presiona al alza violenta de los precios. Es preciso explicar que, la dinámica de precios en una economía obedece al desempeño de los costos de producción, de la ganancia o de ambos. En los actuales momentos en el país hay factores que impulsan el alza de los costos, por ejemplo, el aumento de los bienes importados por el precio especulativo del dólar, el encarecimiento de las transacciones en el mercado internacional por las sanciones (incluso para los actores privados); sin embargo, el elemento clave que explica el carácter especulativo de los precios son los niveles grotescos de las ganancias.

12. Es decir, el aumento de las ganancias a niveles estratosféricos se produce, primeramente, en el área cambiaria con el alza de la divisa, lo que, a su vez, se traduce en mayores costos de producción de los bienes y servicios. Acá, empresarios inescrupulosos se aprovechan de esta situación para, además de cubrir los mayores costos, alcanzar fabulosas ganancias muchas veces con el pretexto de la necesidad de reponer inventarios en cualquiera de los eslabones de producción-distribución-comercialización de productos. Es el poder económico, en muchas ocasiones de naturaleza monopólica, lo que permite que actores económicos puedan fijar estos precios estrambóticos.

13. La especulación se convierte en el principal ataque desestabilizador en contra del país. No solo se trata de obtener las mayores ganancias por parte de los especuladores, sino también de derrocar al gobierno revolucionario a través de un estallido social.

 

Precios acordados 

14. El aumento especulativo de los precios nos obliga a establecer una política de regulación de precios que, entre otros componentes, cuenta con las mesas de trabajo para conformar precios acordados.

15. Esa política se fundamenta políticamente en la necesidad que tiene un gobierno revolucionario de defender los derechos económicos y sociales de los trabajadores y de la población en general.

16. La política de precios acordados ha tomado en consideración las condiciones de producción y de comercialización existentes en el país para calcular los costos de producción; en tanto que las ganancias se rigen por los márgenes establecidos en las leyes venezolanas.

17. El establecimiento de los precios acordados no será una decisión unilateral sin evaluar objetivamente las condiciones y costos de producción; tampoco vamos a aceptar condiciones que impongan los actores privados. Deben ser precios realmente concertados, a lo que se les haga seguimiento para, garantizar estímulos a la producción y evitar brotes especulativos.

18. De tal manera que es absolutamente falsa la acusación de que queremos imponer condiciones que van a conducir a la quiebra de la empresa o a estimular mercados negros y escasez.

19. Por otra parte, es infame la acusación de que el gobierno se ha entregado a los intereses de los empresarios. Precisamente, los precios acordados obedecen a la necesidad de ponerle un freno a la especulación desbordada. Esa acusación es insólita a la luz de las durísimas sanciones que imponen de manera ilegal e infame el gobierno de los EEUU.

 

Despliegue popular para la fiscalización 

20. No podemos permitir que se violenten las leyes y se atropelle al pueblo de manera impune. Por lo tanto, una tarea fundamental del poder popular con el PSUV a la vanguardia consiste en la inspección de las actividades comerciales para garantizar el cumplimiento de los precios acordados.

21. Proteger al pueblo frente a la especulación es una de nuestras principales líneas de acción. Esto implica una gran ofensiva política de las fuerzas populares.

22. El propósito deliberado de esta política no es el cierre de los establecimientos comerciales, sino el cumplimiento de los acuerdos establecidos en función de los precios en función de garantizarla continuidad de la producción y el abastecimiento de alimentos para el pueblo.

23. El despliegue se hará en todos los eslabones de la cadena producción-distribución-comercialización y en todos los espacios territoriales. Se abordarán los grandes productores y proveedores, así como también los comercios al detal.

 

24. A través de salas situacionales habrá una rápida comunicación para que la identificación de las infracciones a los precios acordados, que se hayan constado en las inspecciones populares, sean atendidas de inmediato por los fiscales de la Sundee y de Sunagro, entes encargados de la fiscalización en materia de precios justos.

25. No es la primera vez que se produce un ataque especulativo que afecta duramente al pueblo y atenta contra la estabilidad social y política del país, por lo que es impostergable el mayor despliegue a los fines de ponerle un freno a ese flagelo.

26. No faltarán las matrices de opinión en función de responsabilizar al gobierno bolivariano por precios inaccesibles para el pueblo. A ello responderemos que los precios acordados son parte de una estrategia para frenar el robo descarado de los especuladores, que conducirá a precios al alcance de todo el pueblo con la reanimación de la economía, la recuperación de los salarios, el fortalecimiento de la capacidad financiera del Estado para atender a la población a través del desarrollo pleno de políticas como los CLAP.

27. Además, no tienen moral para cuestionar una política justa, quienes han devastado la economía por casi 3 años de sanciones y bloqueos yanquis, destruyendo la capacidad de comprar de los salarios y estimulando el desborde la especulación. Ellos no solo han respaldado siempre a los especuladores, sino que también son responsables de las difíciles condiciones sociales del pueblo.

28. Se trata de una dura batalla entre el cinismo y la mentira de la derecha, por una parte, y la verdad y compromiso de la revolución con su pueblo, por la otra. Debemos aprovechar el despliegue para consolidar la consciencia del pueblo, impedir la posibilidad de su confusión bajo las duras condiciones que atraviesa a raíz de las sanciones criminales los EEUU.

 

Otras acciones de la revolución  

29. Estamos conscientes de que la inspección popular para combatir la especulación no es suficiente para acabar con la especulación. Sin embargo, tampoco se le va a derrotar sin la movilización popular.

30. Se requiere una estrategia integral para vencer la especulación, con líneas de acción en lo político, económico, nacional, internacional… Una sola medida o política no estará en capacidad de doblegarla.

31. La primera tarea es defender la paz en el país. Una política de estabilidad y crecimiento económico exige estabilidad social y política, lo que demanda máximo despliegue de la unión cívico-militar.

32. Debe producirse un aumento de la capacidad de compra de los trabajadores, vinculando los ingresos monetarios con una compensación salarial en forma de productos de la canasta alimentaria (¡¡¡potenciar los CLAP!!!). Esto permitirá adquirir parte de la canasta alimentaria, aislando parcialmente a los rabajadores de los efectos especulativos.

33. La batalla por la eficiencia es un eje central de la estrategia antiespeculativa, combatir corruptelas y burocratismo para desplegar el rendimiento en el empleo de los recursos en el seno del Estado.

34. Una tarea esencial consiste en aumentar los niveles de producción, comenzando por la producción de alimento y, entre ellos, los de la canasta básica. Esto implica inmensos esfuerzos de planificación, métodos de gestión que privilegien la eficiencia, estímulos para la productividad…

 

 

35. Alcanzar la estabilidad cambiaria es crucial. En un escenario de escalada de sanciones yanquis y del colapso de los precios del petróleo esto muy complejo. Sin embargo, podemos adelantar cuatro condiciones para derrotar la especulación con el precio de la divisa: a) generar divisas por vías distintas al petróleo en lo inmediato; b) no podemos volver al control de cambio, éste se agotó; b) elevar la producción interna; d) alcanzar mayores equilibrios económicos.

36. La clase obrera y el movimiento campesino están llamados a jugar un papel estelar al frente de la ofensiva productiva y de la supervisión del comercio.

37. Por otra parte, debemos incorporar a la tarea de la recuperación económica al sector privado realmente productivo.

38. La especulación constituye un proceso de redistribución de ingresos en favor de mafias. En el mediano plazo se tiene que adoptar un enfoque  que integre costos, ganancias, precios, salarios, tributos, inversión social en una estrategia de justicia distributiva.

39. Con la máxima consciencia y organización, el PSUV y la JPSUV, la clase obrera, los movimientos sociales, la Milicia Bolivariana, las comunas, estamos llamados a jugar un rol de vanguardia en la lucha contra la especulación, por el aumento de la producción y por la eficiencia.

40. Finalmente, se trata de una coyuntura tremendamente compleja, frente a la cual también saldremos victoriosos, como lo hemos hecho en otros momentos y ante otros desafíos.

 

LEE TAMBIÉN: MARCOS MELENDEZ: NUESTRO MEJOR MOMENTO

Ciudad VLC / PSUV

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here