Ministro Villegas: Hemos visto una explosión creativa en Venezuela

1
193

El periodista, político y ministro de Cultura venezolano, Ernesto Villegas, es entrevistado por Alejandro López Canorea para el portal español Descifrando La Guerra sobre temas como el manejo de la pandemia Covid-19 en Venezuela, las sanciones ilegales ejercidas por Estados Unidos contra el país, el caso Directv, el tema de la gasolina y la renta petrolera, entre otros. Es la primera de dos partes.


La pandemia de COVID-19 ha pillado a la mayor parte de los países sin ningún tipo de previsión, especialmente a los occidentales. Sin embargo, Venezuela fue uno de los que tomó medidas antes con respecto al número de casos, ya que solamente se habían detectado 17 cuando comenzaron la cuarentena, ¿por qué tomaron esa decisión tan pronto?

EV: Habría que ser muy mezquino para no reconocerle al presidente Nicolás Maduro el haber tomado una medida temprana para impedir la propagación rápida del virus. Teníamos apenas 2 ó 3 casos confirmados y el presidente tomó esa decisión. Yo creo que confluyen varios factores para haber tomado esta decisión.

Uno de principios, que es la valoración de la vida por encima de cualquier otra consideración, por ejemplo la consideración económica que priva a otros líderes mundiales de llamar a cuarentena.

Es un gran contraste la temprana convocatoria a cuarentena de Maduro con la resistencia de Trump y Bolsonaro para llamar a cuarentena.

Digamos que subyace una contradicción ideológica respecto a los problemas mundiales. Los presidentes que están colocados al frente de sus gobiernos para defender los intereses del capital, reaccionan de una manera, y los presidentes que están al frente de gobiernos que privilegian el derecho a la vida y los derechos sociales, tienen una respuesta distinta.

Hay otra cuestión por la que el presidente Maduro toma esa medida tan tempranamente. Porque Venezuela cuenta con un tejido de organización popular importante, a través de los consejos comunales, los consejos locales de producción, las comunas, los comités de salud y una red de medicina popular llamada Barrio adentro, en la que participan médicos venezolanos y médicos cubanos.

De modo que la medida se pudo tomar apostando por esa organización popular. Y hay un mecanismo que ha servido también, que es el llamado Sistema Patria, que es un sistema informático mediante el cual los ciudadanos se registran en una página web donde van contestando encuestas epidemiológicas.

Ese sistema que también es conocido por el Carnet de la Patria, tiene unos 15 millones de venezolanos registrados y ha permitido la provisión de bonificaciones económicas a la población necesitada y también ha servido como herramienta para la ubicación de los casos sospechosos de coronavirus.

Entonces se realizan visitas domiciliarias a partir de las respuestas que los ciudadanos han colocado en el Sistema Patria. Es decir, que la llamada temprana cuarentena no fue desprovista de las herramientas para que esa cuarentena fuese aplicada y fuese útil.


Esta semana se han ido relajando las restricciones por el coronavirus ya en Venezuela. Hemos visto el nuevo modelo de cuarentena 7+7. Viendo que el país está completamente rodeado de los que más incidencia del virus han mostrado: Brasil, Ecuador, Perú, Colombia, ¿le parece sensato iniciar la reapertura?

Bueno, se están tomando todas las previsiones para que la reapertura o la flexibilización sea aplicada manteniendo a raya la propagación del virus.

No es una medida alocada o irresponsable. Además también atendiendo un clamor de varios sectores que aspiran a la nueva normalidad fuera de casa, con todas las previsiones.

Creo que ha habido grandes niveles de conciencia sobre los riesgos del coronavirus que han permitido llegar a este punto. No consideramos que es una ‘gripecita’ como dijo Bolsonaro.

LEE MÁS: COBERTURA-LA PANDEMIA DE COVID-19 


Al efecto del virus, hay que sumar la crisis económica que ya llevaba años sufriendo Venezuela, ¿esperan que la situación empeore durante el 2020 debido a esta conjunción de factores?

Por supuesto que no podemos esperar un empeoramiento. Aspiramos a que podamos despejar el camino de los obstáculos que nos han sembrado.

Es verdaderamente criminal el que, ante una situación de pandemia que por su propia definición afecta al mundo entero, haya gobiernos que, en lugar de declarar una tregua o dejar de lado las guerras, los bloqueos y las sanciones; más bien hayan empeorado sus políticas hacia países como Venezuela.

En medio de la pandemia se han recrudecido las llamadas sanciones de los Estados Unidos a nuestro país.

Ha habido actos hostiles como un intento de invasión en el que fueron capturados mercenarios estadounidenses, ha habido desplazamiento de tropas de élite a Colombia y ha habido una persecución económica a empresas de países que, ejerciendo el libre comercio, han hecho tratos con Venezuela.

En fin, si las sanciones y la política de agresión es criminal en cualquier momento, podríamos decir que en tiempos de pandemia es súper criminal porque apuesta abiertamente a que aumenten los niveles de sufrimiento en la población de los países que son objeto de estas medidas.

Sin embargo, a pesar de esas políticas, el pueblo venezolano ha reaccionado de una manera impresionante. Uno tiene que quitarse el sombrero ante los niveles de conciencia del pueblo venezolano y de la lealtad que han tenido consigo mismos.

En cualquier otra circunstancia, bajo cualquier otro gobierno, aquí habría habido reacciones telúricas. El pueblo venezolano ha dado demostraciones de conciencia de elevado nivel de organización popular.


Algunos países están tratando de reestructurar el pago de su deuda. Argentina ha recurrido a un impago parcial para el año 2020. ¿Se plantea Venezuela un impago de su deuda para sortear la crisis económica?

Yo no soy experto en materia financiera pero las llamadas sanciones de los Estados Unidos y de sus aliados han significado, por una parte, la confiscación de activos venezolanos en el exterior.

En los propios Estados Unidos, en el Reino Unido, en España, en Colombia… de modo que más que el pago de obligaciones, nosotros hemos estado viendo la confiscación de nuestros activos.

Por otra parte, las sanciones de Estados Unidos han criminalizado las transacciones financieras de Venezuela. Por tanto, si tú eres acreedor mío y yo estoy sancionado, tú más bien deseas que yo no te pague.

Porque mi dinero a ojos del sistema financiero dominado por el imperialismo, es un dinero tóxico. Entonces se da esa paradoja. Venezuela no puede acceder al crédito internacional por las sanciones y tampoco puede pagar legítimamente sus acreencias sin que esto perjudique a los acreedores.

Es una manera de convertir a los países en una especie de paria buscando borrar la existencia misma de una nación soberana.


¿Hasta qué punto está sufriendo Venezuela la guerra económica y las sanciones? ¿Es la situación crítica para la economía venezolana?

Sí, como he dicho, el cerco y el bloqueo desde hace tiempo dejó de venderse como dirigido exclusivamente a un puñado de funcionarios o dirigentes del chavismo.

Hoy día, el bloqueo y las sanciones, abiertamente, son una medida contra la generalidad del pueblo venezolano. Y cada vez es más explícito el discurso que busca identificar estas sanciones como un mecanismo de generación de sufrimiento social porque han intentado por todas las vías, incluida la vía armada, el derrocamiento del gobierno.

Están pretendiendo desde los Estados Unidos y los factores que lo acompañan, que sea el pueblo venezolano en su sufrimiento de estas sanciones, el que produzca una rebelión o una especie de alzamiento popular que acabe con el gobierno.

Y el pueblo venezolano, con sus altos niveles de conciencia, no se ha dejado chantajear. Ese es el gran dato. El dato no es tanto el bloqueo, que se ha aplicado muchas veces. El dato es cómo el pueblo venezolano ha logrado resistir las situaciones más difíciles sin caer en el chantaje que le han tendido.


Y dado que usted es Ministro de Cultura, ¿de qué manera están afectando las sanciones norteamericanas y de sus aliados a la industria cultural venezolana?

Imagínate. Es terrible. Por ejemplo, te cito un caso. La participación de Venezuela en la Bienal de arte de Venecia, que es el gran certamen internacional de las artes visuales, prácticamente tuvimos que realizarla como si se tratase de un hecho criminal.

Porque las transacciones básicas bancarias para garantizar esta participación son imposibles. De hecho, en el año 2018, los fondos que Venezuela tenía destinados a la participación de nuestro país en la Bienal de Venecia fueron congelados abiertamente por el banco Intesa Sanpaolo de Italia.

Finalmente los liberaron después de que nosotros lo denunciáramos 24 horas para poder ejecutarlos. Pero hasta la participación de Venezuela en un evento de artes visuales termina siendo un acto subversivo, clandestino e ilegal a los ojos de quienes aplican las sanciones.

Esto se traduce, además, en una dificultad para la adquisición de insumos para las artes: pinturas, pinceles, resinas, planchas, papel, tinta, instrumentos musicales… La propia dinámica interna del país se ve afectada, el mantenimiento de los sistemas de climatización, el aire acondicionado de nuestros teatros, la transacción de bienes culturales o los derechos de autor.

En fin, todo eso se ve alterado. Sin embargo, nosotros hemos apelado a lo que Aquiles Nazoa; un gran poeta, humorista y periodista venezolano, que está cumpliendo 100 años; denominó “los poderes creadores del pueblo”.

Nosotros, en medio de las dificultades, hemos visto una explosión creativa del país. Nuestros artistas, cultores y creadores están produciendo en medio de mil dificultades pero lo están haciendo.

Los tiempos de dificultad, además, son tiempos propicios para la creación. Puedo decir que desde el punto de vista económico ha habido una gran afectación pero desde el punto de vista creativo ha habido un gran estímulo para que las distintas artes se vean interpeladas y los creadores se han manifestado de mil maneras diferentes, apelando muchas veces a la creatividad.

Y mezclado con la pandemia, podrás imaginar, hemos visto muy emocionados cómo hay artistas que, desde los balcones de su casa, han ofrecido conciertos de canto lírico tanto a sus vecinos del edificio como a los de los barrios populares que los circundan, se han dado producciones audiovisuales apelando a las herramientas tecnológicas, hemos visto conciertos en los que cada músico canta desde su casa y obras teatrales escenificadas de forma fragmentada. Ha habido, de verdad, mucho ingenio para que el arte y la cultura sigan vivos y brillantes.


Recientemente hemos visto la salida de algún operador de televisión del país. Hablemos del caso de DirecTV. Señor Ministro, ¿por qué se ha producido el cierre?

Justamente ellos en sus comunicados oficiales indican que las sanciones de los Estados Unidos les impedirían mantenerse operativos en el país. Había dos canales de televisión que estaban en la parrilla de DirecTV que fueron objeto de sanciones: uno era Globovisión y el otro PDVSA TV.

De modo que una sanción que va dirigida exclusivamente a unas personas, según el discurso original de los partidarios de las sanciones, terminó afectando a la generalidad de los usuarios.

Pero ahí también ha habido una explosión creativa. Los ciudadanos se han volcado en la búsqueda de alternativas de proveedores de servicios, han desempolvados viejos aparatos receptores y antenas.

En el arte, la cultura y el entretenimiento, como en la física, no hay vacíos. Siempre hay alguien que lo lleva, y en el amor también.

 

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

TE INTERESA LEER TAMBIÉN: PROMULGAN DECRETO DE BEATIFICACIÓN DE JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ

 

Ciudad VLC/Alba Ciudad 

1 Comentario

Deja un comentario