El Papa Francisco, al ofrecer este domingo su mensaje de Pascua, pidió que sea eliminadas las sanciones internacionales que pesan sobre algunos países y también abogó por la condonación de las deuda.

En su oración “Urbi et Orbi”, en la misa de Domingo de Resurrección, ofrecida en la basílica de San Pedro sin feligreses, el pontífice declaró que la condonación de la duda, posibilitaría que los países pobres atiendan mejor la crisis generada por la pandemia de coronavirus 2019.

También abogó por el fin de las guerras y la suspensión del comercio de armas.

«Este no es tiempo del olvido. Que la crisis que estamos afrontando no nos haga dejar de lado a tantas otras situaciones de emergencia que llevan consigo el sufrimiento de muchas personas», manifestó.

El Papa Francisco suplicó que se reconforte el corazón de tantas personas refugiadas y desplazadas a causa de guerras, sequías y carestías.

Que proteja a los numerosos migrantes y refugiados -muchos de ellos son niños-, que viven en condiciones insoportables, especialmente en Libia y en la frontera entre Grecia y Turquía.

Asimismo, rezó porque “Jesús conceda fortaleza y esperanza a los médicos y a los enfermeros, que en todas partes ofrecen un testimonio de cuidado y amor al prójimo hasta la extenuación de sus fuerzas y, no pocas veces, hasta el sacrificio de su propia salud».

 

NO DEJES DE LEER: PAPA FRANCISCO ACUSA A EE.UU. Y EUROPA DE ALIMENTAR GUERRAS EN EL MUNDO 

 

Ciudad VLC/Telesur

1 Comentario

Deja un comentario