#Opinión: “El 5 de Julio no se firmó el Acta, se declaró la Independencia” por Fernando Guevara

0
132

La declaración de la Independencia de Venezuela no fue un acto al azar, ni siquiera, se pudiera decir un arrebato pasional de unos hombres bien educados y posicionados que dominaban la vida económica de los albores del siglo XIX.

Ya habían sucedido algunos hechos que se consideran precursores de lo que finalmente ocurre tanto el 19 de Abril de 1810, como el 5 de Julio de 1811: La Rebelión de José Leonardo Chirino en Coro, las acciones de Miranda en 1806, la llamada Rebelión de los Mantuanos en 1808 y especialmente la Conspiración de Gual y España, que se inicia en 1797 y finaliza con el suplicio de José María España en 1799.

Hubo igualmente otros acontecimientos que se enfrentan a las autoridades coloniales, pero que quizás no buscaban una independencia, como el movimiento de Juan Francisco de León a mediados del siglo XVIII.

La situación en la península española fue dando impulso para que en el continente americano en diversos puntos geográficos fueran tomando vigor los movimientos independentistas. Ocurrió en el sur, en el Virreinato de la Plata, y en México en el Virreinato de la Nueva España; igualmente en Nueva Granada y su virreinato hubo movimientos en pro de la independencia.

En Venezuela, que era una Capitanía General, es decir una especie de provincia con menor categoría política que los virreinatos, se desarrolló un fuerte movimiento independentista, cuyo clímax rebelde se da el 19 de Abril de 1810, cuando el cabildo caraqueño depone al capitán general Vicente de Emparan.

Una vez que este hecho se patentiza, la provincia debe darse un gobierno propio y debe intentar, al menos por los momentos, mantener cierta figura que no se despegue de la corono, por lo que al principio se establece la figura de una Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII.

Sin embargo, los acontecimientos de despliegan de manera vertiginosa por el arribo de Miranda (traído por Bolívar) y la creación de la Sociedad Patriótica, una especie de partido político radical que unía a buena parte de la juventud mantuana, blanca y preparada, pero sumamente comprometida con la independencia y que impulsan la independencia.

Se decide entonces crear un Congreso, con representantes de todas las provincias venezolanas de ese entonces y éste, que se instala el 2 de marzo de 1811, comienza a deliberar sobre la independencia de Venezuela.

Este Congreso iba a debatir de manera profunda la independencia. Sin embargo, luego de incesantes discusiones no se decidía por ésta, aunque tampoco daba pasos para volver al régimen anterior, es decir el mantenimiento de Venezuela como colonia de España.

La verdad era que los propulsores del independentismo no lograban imponer su propuesta, pues muchos de los miembros del Congreso, en primer lugar seguían siendo fieles a la corona y muchos otros tenían dudas, incluso por razones personales, pues el líder de los que planteaban la independencia de forma irreductible era Francisco de Miranda, odiado por las clases gobernantes de ese entonces, quienes lo consideran traidor, espía, asesino, masón enemigo de la iglesia y hasta afrancesado, olvidando que el ya anciano General era uno de los más grandes hombres que había luchado en las Revoluciones Francesas y Estadounidense.

El hecho es que el 3 de julio se reúne la Sociedad Patriótica y prácticamente da un ultimátum al Congreso para que declare la independencia. Ese día Simón Bolívar da un discurso en esta Sociedad que se tiene como la primera participación política conocida del futuro Libertador.

El 5 de julio en sesión solemne, luego de intensos debates y participación de los diputados miembros del congreso, que se celebró con las ventanas abiertas que permitían que desde la calle se siguieran los debates ya que la gente estaba ganada hacia la independencia, “en medio de las aclamaciones de los diputados y los vivas del público congregado en la barra, Rodríguez Domínguez (que era el Presidente del Congreso) anunció que estaba «declarada solemnemente la Independencia absoluta de Venezuela».

 

LEE TAMBIÉN: “LA EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE PANDEMIA”

 

Eran las 3 pm del 5 de julio de 1811.” (Cira Naranjo de Castillo. Diccionario de Historia. Fundación Polar) se encomienda a Juan Germán Roscio y a Francisco Isnardi la redacción del Acta que contendrá la decisión de ese día y que declara la independencia.

Esa Acta se redactó entre los días 5, 6 y 7 de julio, presentada ese día ante el pleno del Congreso y se acuerda entonces que se comience la firma de la misma por los diputados, circunstancia que se concretó desde ese día hasta el 18 de agosto de 1811, aunque ya la misma había sido publicada el 11 de julio en el Publicista de Venezuela y el 16 en la Gazeta de Caracas.

Por ello debemos pedir a los maestros, comunicadores y todos aquellos que divulguen la historia, que le 5 de Julio no se firmó el Acta, sino que ese día se declaró formalmente, la Independencia de Venezuela.

 

Fernando Guevara / Ciudad VLC