Sábado: «Nudo gordiano» y «El rayo de lo vivido», por Luis Alberto Angulo

0
73
NUDO GORDIANO

 

El oráculo predijo que quién deshiciera aquel nudo, dominaría Asia, el mundo conocido. Muchos intentaron resolver el enigma y fracasaron. El conquistador estuvo observándolo en el Templo de Zeus , al término de un breve tiempo, empuñó una filosa espada cortándolo de un tajo; y junto con él, la sacralidad del mito que dio paso al suyo. La profecía, pese a la irreverencia, se cumplió a cabalidad, el joven Alejandro Magno, discípulo de Aristóteles, dominó aquel inmenso continente logrando crear un vasto imperio que, sin embargo, tras la muerte temprana de su artífice, se deshizo. Con respecto al llamado “Nudo gordiano”, Alejandro actuó bien. Existen problemas ante los cuales la solución solo es posible por disolución. Buda dice en una enseñanza que una persona puede ser experta en deshacer nudos pero si no ve con claridad y directamente, ¿cómo lo deshará?, añadiendo en otra que, si se está ciego al modo de cómo son las cosas, no se puede hallar nada, aun cuando nos encontremos justamente encima de lo que buscamos. Él ve en el apego la causa principal del sufrimiento. Dice que: las cosas gozosas del mundo aportan felicidad siempre que uno no se apegue a ellas ni intente poseerlas, (pues) solo debemos verlas como maravillas pasajeras.


 

EL RAYO DE LO VIVIDO

 

A Earle Herrera (I.M.)

 

“Eddy, Earle, Tavo y Gilberto,

Pedro, Ramón y Rafael,

Orlando, Lubio, Roberto,

Ney Calixto, Manuel, José…”

 

Cuántos amigos queridos

se han marchado en estos días,

nos convierten en testigos

de  la molienda sentida.

 

Caminar breve jornada,

es esta vida en Quevedo,

al final no queda nada,

solo el recuerdo primero.

 

Amigos, qué bueno fue,

el haberlos conocido,

juntos fuimos a la vez,

el rayo de lo vivido.


 

DEL MISMO AUTOR: «DELIA JEREZ, LA MAESTRA»

 


 

Autor: Luis Alberto Angulo, poeta, articulista, ensayista, antólogo, cronista literario, editor y promotor de las artes y de la solidaridad.

Algunos de sus libros: Antología del decir  (Monte Ávila Editores, Col. Altazor. 2013), La sombra de una mano (Monte Ávila Editores, Col. Altazor, 2005), y Fusión poética (Universidad de Carabobo,  2000), reúnen su obra poética publicada: Viento barinés (UC, 1978), Antología de la casa sola (Fundarte, 1982), Una niebla que no borra (Sec. Cultura Carabobo, 1984), Antípodas (Predios, 1994), De norte a sur (UC, 1999), Fractal (Monte Ávila, 2005), Imágenes del parque, y Poética del decir (Monte Ávila, 2013).

 


 

 

Ciudad Valencia – LSFLC