«Crear un estilo, difícil reto…» por Ramón Toro

0
61
RAMON TORO-columna- Letras y Notas-la Salsa

En un artículo dedicado a los arreglistas, afirmé que el estilo, o sonido, de una agrupación musical se debe, precisamente, a esos particulares virtuosos de la música. No es tarea fácil para ningún director, músico o cantante crear un estilo propio y original que lo distinga tanto de sus antecesores como de los talentos contemporáneos.

Ese sello que caracteriza a un artista muchas veces se da de forma natural, pero en otras hay que trabajar para conseguirlo y así evitar estar a la sombra de alguien ya consagrado, de manera de no ser tildado como un simple imitador.

Si nos vamos al pasado puedo citar algunos casos en los cuales se logró imponer un sonido a pesar de manejarse formatos orquestales parecidos a otros muy famosos, tal fue el caso de La Dimensión Latina, que impuso con sus trombones un estilo sin parecerse ni a Willie Colón, ni a Eddie Palmieri ni a Mon Rivera.

El Gran Combo de Puerto Rico se asemejó al Combo de Rafael Cortijo solo en sus inicios, hasta que se definió con un sonido ahora inconfundible; el Grupo Mango pudo diferenciarse de Joe Cuba y su sexteto, comandado por Cheo Feliciano en la vocalización, y ya que nombro al gran Cheo, Rubén Blades en sus inicios lo imitó en el timbre, pero luego pudo imponer su propia marca vocal. La prueba de esa imitación se puede apreciar en el tema A LOS MUCHACHOS DE BELÉN, donde Rubén debuta con Las Estrellas de Fania en el homenaje a Tito Rodríguez de 1976.

La falta de definición tiende a llevar a un cantante u orquesta a un éxito efímero, tal fue el caso de Van Lester, quien acarició cierta notoriedad imitando a Héctor Lavoe, pero rápidamente pasó al olvido por encasillarse en la mera imitación. Tenemos el caso de otra gran voz como la de Jimmy “El León”, cuyo principal atractivo es su semejanza con Oscar D’ León, aparte de solo trabajar con el repertorio del llamado Sonero del Mundo.

Una muy buena orquesta venezolana, conformada por músicos de primer nivel, como es Bailatino, nos remite, sin embargo, al sonido característico del mítico Conjunto Libre, afincado en Nueva York con Manny Oquendo.

Eso del sello también va para los solistas, son pocos los músicos, independientemente del instrumento, a quienes puedes identificar cuando realizan un “solo”, generalmente son desconocidos, sin embargo, es fácil para el melómano atento diferenciar un “solo” de trompeta de Alfredo “Chocolate” Armenteros o de Luis “Perico” Ortiz; o un “solo” de timbal de Tito Puente, Oreste Vilató, Alfredo Padilla o del “Pavo” Frank Hernández; o un “solo” de piano de Eddie Palmieri o Papo Luca o Larri Harlow… Todos ellos marcaron muy bien su territorio sonoro.

 

LEE TAMBIÉN: "LA VIGENCIA DEL BOLERO"

 

Por otro lado, hay voces inconfundibles como las de Rodrigo Mendoza, Gilberto Santa Rosa y Wladimir Lozano; o la del fallecido Carlos “Tabaco” Quintana, aparte de los que se inmortalizaron con la Fania. Por el contrario, existen otros con estilos no fáciles de identificar y que nos obligan a preguntar o buscar el disco para leer y saber quiénes son.

Entonces ¿cómo hacer para conformar una orquesta sin que suene como otra ya existente, o cantar sin estar enmarcado en esquemas ya conocidos? Nada sencilla es la respuesta y bastante complicado el reto para quienes lo pretendan, porque no hay una fórmula que determine eso. Hemos tenido en el pasado, y contamos en la actualidad aquí en Venezuela, con artistas que lo lograron, lo hizo Federico Betancourt con su Combo Latino, El Sexteto Juventud, La Salsa Mayor, Naty y su Orquesta, Porfi Valoa y sus Adolescentes, entre otros; en Colombia, El Grupo Niche y Guayacán; de Puerto Rico ya antes mencioné a algunas de sus leyendas, que figuran entre las más antiguas de la Salsa y, antes de todo esto llamado “Salsa”, debo destacar a la Madre de Todas las Orquestas latinas: La Sonora Matancera.

 

***

 

Ramón Emilio Toro Martínez (Caracas-Venezuela, 1966) es licenciado en Educación, mención Lengua y Literatura, de la Universidad de Carabobo (UC) en 1993. Es también Productor Nacional Independiente y locutor con experiencia en el desarrollo de programas radiales sobre música afrocaribeña en la ciudad de Valencia, estado Carabobo: Ciento por ciento Natural, por Lago 91.5 FM; Letras y Notas, por Salsera 96.3 FM, y Óyelo que te conviene, por RNV Región Central 90.5 FM. Es autor del libro «Letras y Notas sobre la Música del Caribe» (2020), presentado en la FILVEN Caracas 2020 (Casona Cultural Aquiles Nazoa) como el único proyecto editorial independiente de ese año. 

 

Ciudad Valencia