Ángel Omar García González-opinión

Amigas y amigos, constructores de sueños, forjadores de esperanzas, bajo los auspicios del Centro Nacional de Historia, la Revista Nacional de Cultura y el Museo de Arte Valencia (MUVA), y con la participación del Círculo de Lectura José Rafael Pocaterra, el equipo de Investigación Carabobo en sus Personajes, la Sociedad Bolivariana capítulo Carabobo y la Red de Historia, Memoria y Patrimonio Carabobo, se ha estado realizando en la Ciudad del Cabriales el Diplomado de Cronistas Comunales.

Una iniciativa que procura avanzar en la construcción de miradas historiográficas que destaquen el protagonismo del Pueblo como constructor de los procesos sociopolíticos, socioeconómicos y socioculturales, contados  por sus propios protagonistas.

En el fondo se procura visibilizar procesos y protagonistas sobre los que la historiografía tradicional no ha prestado atención por considerar irrelevantes sus aportes al proceso histórico nacional.

 

El pueblo Sujeto Histórico

Como bien destacó uno de los ponentes invitados a este Diplomado, el historiador Pedro Calzadilla, el término Cronista Comunal produce urticaria en ciertos círculos académicos e intelectuales, quienes no creen posible una historia contada (porque siempre ha estado protagonizada) por los sectores populares, por los excluidos, por los marginados.

Este Diplomado apunta en la dirección de visibilizar los procesos históricos que tienen lugar en los espacios de la cotidianidad de la gente: la comunidad, el caserío, el barrio; no como espacios aislados, sino interconectados con una dinámica local, regional y nacional, pero miradas y contadas a partir del propio vivir y acontecer de cada espacio, desde su propia experiencia.

No se pretende cambiar la historia, como tendenciosamente se ha afirmado, ni de restarle importancia a la historia nacional; sino mirar los mismos procesos desde ópticas distintas, examinar los procesos históricos con nuevos lentes para obtener nuevas miradas.

Esta perspectiva histórica, que nació al calor de la propia dinámica sociopolítica nacional, empujada por el Pueblo desde los inicios de la Revolución Bolivariana, tomó auge a partir del año 2007 con la creación del Centro Nacional de Historia y el desarrollo de una línea de investigación denominada, inicialmente, El Barrio Cuenta su Historia, que al correr de algunos años y evaluadas algunas experiencias, evolucionó a una concepción más amplia: El Pueblo Cuenta su Historia.

Si algo develó esta primera experiencia fue la existencia de innumerables historias de héroes anónimos (individuales y colectivos), con experiencias extraordinarias, dignas de ser contadas, pero invisibilizadas y menospreciadas por una historiografía para la cual el pueblo como Sujeto Histórico no sólo resultaba inexistente, sino peligroso.

 

Esfuerzo colectivo

Durante siete semanas consecutivas, un público que ha oscilado entre las 35 y 50 personas se ha congregado sábado a sábado para escuchar y debatir miradas rasantes sobre nuestro proceso histórico; en las que se han abordado tópicos como la cosmovisión de los pueblos originarios, desarrollada por el cronista del municipio Libertador del estado Carabobo, Omar Ildler, y por el investigador Rafael Páez.

La visión que del proceso de Conquista nos legaron cronistas de indias, como Bernal Díaz del Castillo, Francisco López de Gómara, Juan de Castellanos y José de Oviedo y Baños, fue desarrollada por los laureados escritores Reynaldo Pérez Só, José Carlos De Nobrega, así como por el cronista del municipio Los Salias del estado Miranda, Antonio Trujillo, por el escritor e investigador Pedro Téllez y por el profesor Ángel Omar García González.

Una revisión sobre la experiencia de lo que ha significado el Diplomado de Cronistas Comunales a nivel nacional, sus retos y perspectivas fue desarrollada por el historiador Pedro Calzadilla.

La relación entre el espacio geográfico y los procesos históricos comunitarios, a la luz de las experiencias educativas que viene desarrollando la Universidad Nacional Experimental del Magisterio “Samuel Robinson” (UNEM), fue presentada por el geógrafo, exviceministro de Educación y vicerrector de esta Universidad, Armando Rojas.

La Historia como pasión de actualidad y como elemento para la gestación de la conciencia patria que tribute a la construcción de una historia contada por el Pueblo como Sujeto Histórico fue analizada por el historiador Alexander Torres Iriarte.

El aporte de los pueblos africanos al proceso histórico venezolano estuvo a cargo del antropólogo y profesor universitario Diógenes Díaz.

 

LEE TAMBIÉN: “MI FELIZ GRADUACIÓN EN LA UCV Y RENUNCIA A LA MILITANCIA FORMAL (18)” POR JOSÉ DAVID CAPIELO

 

En las próximas semanas se analizará el aporte e importancia de la Historia Regional y Local en el proceso de fortalecimiento de la conciencia histórica, por parte de la profesora Nelly Guilarte, coordinadora de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio en Aragua, y el profesor Ángel Omar García González.

Una revisión epistemológica de la Historia, y de la oralidad como método para la recolección de la información en las comunidades y localidades estará a cargo de los profesores universitarios Giovanni Amador, Manuel Silva y por el cronista y poeta Antonio Trujillo, respectivamente.

Esperamos, con este esfuerzo colectivo, contribuir a la generación de un gran movimiento que tribute a la construcción de otra historia, la Historia Insurgente contada por el Pueblo.

 

Ángel Omar García González / Ciudad Valencia