Este 5 de marzo de nuevo cumple un año más de la partida del Compañero presidente Hugo R. Chávez Frías, dirigente descomunal de todo el acto que significa el proyecto bolivariano de una nueva república refundada en la democracia protagónica ejercida por el pueblo venezolano.

El pensamiento Bolivariano, el de Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora junto al cristianismo que reclama preferencialmente la opción por los pobres y  excluidos son los resortes propulsores de toda esta gesta iniciada como acción motora síntesis el 4 de febrero de 1992.

 

Chávez comunicador/CiudadVLC
Chávez el gran comunicador

Comunicador por antonomasia

Unos de los mayores aportes de Chávez es la inmensa capacidad de ser un comunicador innato cuyo potencial rebasa cualquier estilo en el discurso político donde la sencillez de temas es desbordada de manera didáctica para ser entendida por todos.

Comunicador por antonomasia (neto, por sí mismo) donde se hace inteligible el más complicado de los asuntos de la gestión pública.

El vínculo emocional expresado en el ropaje simbólico de patria, líder y caudillo popular donde las palabras son elixir de esperanza  de cambio y compromiso en toda la estructura social y política del país, ya sea consejo comunal, comunas, comunidades  eclesiales de bases y organizaciones del llamado poder popular.

 

El programa dominical Alo Presidente se convirtió en punto de referencia y debate permanente para simpatizantes y opositores del gobierno bolivariano.  La línea de acción en la mayoría de las ocasiones salía de las apasionadas intervenciones presidencial donde la voz de los sin voces y ausentes de siempre se hacía presente en los televisores y radios.

A despecho de las grandes empresas privadas de  medios de comunicación o difusión que siguen intentando crear un escenario post-chavista, es decir la desaparición física determina el olvido de las propuestas de una nueva patria y la consolidación de la revolución bolivariana.

 

Chávez comunicador trasciende como sujeto y dirigente

El presidente Chávez  trasciende como sujeto y dirigente, de un plan de rescate de la soberanía y dignidad nacional, enfrentados a los intereses del gobierno de Estados Unidos. Ese Chávez que en Naciones Unidas expresa que “huele a azufre” que manda bien lejos las intenciones de intervención y cerco extranjero.

Que en medio de la lluvia se expone a ella, sabiendo de su fragilidad física ante la enfermedad  y las posibilidades reales de morir, se muestra alegre y con un entusiasmó cautivador.

Ese es el comunicador necesario en tiempos  donde las dudas e incertidumbres rondan por todos lados, es tarea principal en los actuales momentos recargar la artillera de la comunicación de tal manera que permita una información y verdades que los chavistas con o sin partidos hagan suyas como razón política y moral de todos.

 

LEER MAS:MESA DE DIÁLOGO EXIGE NO OBSTACULIZAR PROCESO DE DESIGNACIÓN DEL CNE

Si  es verdad, hace falta un verdadero golpe de timón. Recordemos que los legados y testamentos la mayoría de las veces son para repartiese  los bienes que deja un difunto sin importar lo que represento en vida, el pueblo quiere ese legado es para profundizar la lucha contra la corrupción la ineficiencia  y los mediocres funcionarios que quieren un Chávez solo para rendirle “honores” en el cuartel de la montaña.

Chávez ante la Asamblea General de la ONU reseñando el libro de Noam Chomsky

Ser pedagogo en la explicación política

Sin lugar a dudas otro aspecto importante es ser pedagogo en la explicación política de los problemas que dejo el comandante presidente, es hacer una verdadera campaña de educación y persuasión sobre las ventajas y fortalezas del proceso bolivariano.

La tarea de formación e información no se puede dejar como un mero aspecto de publicidad y simbologías vacías, con ideas y recursos aburridos y demagógicos donde no se muestran las verdades por duras que sean, esa sinceridad hace la diferente con los “camaleones rojos rojitos” que hablan de revolución y están presto a vivir en Estados Unidos, Europa o en la misma China, a la hora que la situación de crisis los toque.

No hay que confundir aparatos de propaganda y agitación política con procesos pedagógicos  de educación ciudadana socialista, la propaganda manipula tergiversa la realidad no admite críticas, se convierte en verdad monopólica.

Para ser convincente hay que estar vivir y luchar con los trabajadores, no se puede hablar de crisis y bloqueo y entonces ostentar  bienes, riquezas y joyas que nos ofenden en nuestra condiciones diarias, la mejor comunicación es el ejemplo de los dirigentes políticos del partido del gobierno y demás aliados.

El que quiera gobernar una nación, hágase servidor del pueblo. No existe otra posibilidad de esperanza radical para vencer las sombras.

 

José Ramón Rodriguez Rojas / Ciudad VLC

Deja un comentario