La palabra de hoy: NULO, por Aníbal Nazoa

0
136
Aníbal Nazoa-paria

La palabra de hoy es una de las más importantes del idioma aunque, paradójicamente, su significado está asociado a la idea de la nada o de lo que no es: nulo. Sobre todo cuando se refiere a documentos o a los ac­tos de la vida civil, nulo puede tener para nosotros un sentido descorazonador o, por el contrario, proporcio­narnos un alivio.

Es muy triste, por ejemplo, comprobar que nuestros esfuerzos han resultado nulos; pero si una deuda, sentencia u otra cosa inconveniente en contra nuestra ha sido declarada nula, es lo contrario.

Ni qué decir tiene la alegría que sentimos cuando el vigilante de tránsito anula –cosa que sucede muy rara vez– la boleta que nos acaba de extender o cuando des­cubrimos que aquel «pesado” que tanto nos amenaza­ba fue descamburado y ahora es una nulidad que nada puede contra nuestros intereses.

 

DISFRUTA TAMBIÉN: LA PALABRA DE HOY: NEUTRO, POR ANÍBAL NAZOA

 

Palabra muy antigua en el idioma, nulo viene del latín nullus, nulla, nullum, ninguno, que por supuesto también significa nulo, sin valor y no existente, difunto. Esta palabra se compone del adverbio negativo ne y de ullus, uno, alguno, alguien, algo. O sea que literalmente sig­nifica “no uno, no alguien”, etcétera.

Aunque no venga exactamente al caso, aprovechamos para recordar una palabra inventada y definida por el humorista catalán El Perich en su libro Autopista. “¡Nin­güino!, exclamación del cazador de pingüinos cuando no hay ninguno a la vista”.

 

***

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

Autor: Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

Ciudad Valencia