“La Salsa como Patrimonio” por Ramón Toro

0
321
RAMON TORO-columna- Letras y Notas-palabras-música-rumba

El pasado martes 26 de julio del presente año, la Salsa caleña pasó a ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. El Consejo Nacional de Patrimonio aprobó un Plan Especial de Salvaguardia que se construyó en la ciudad de Cali con el fin de preservar todas las expresiones que giran en torno a la Salsa.

Esta distinción convierte a la Salsa no sólo en el ritmo predilecto de los caleños y, tal vez, de la mayoría de los colombianos, sino en un amplio movimiento el cual pudiera llevarse a los planteles educativos para ser conocido y preservado por las actuales y futuras generaciones. Debe reconocérsele a Cali su constancia en la promoción y difusión de esta música afro-caribeña por varias décadas, siendo visitada por los mejores exponentes tanto del pasado como del presente.

Es importante destacar que las razones fundamentales de tal distinción se deben a los 480 años de la fundación de la ciudad de Cali; la adopción de la Salsa como ritmo esencial en la vida del caleño y al baile de esta música, lo cual es una tradición de años que implica concursos y campeonatos de talla internacional.

No obstante ser una distinción regional y trabajada con mucho celo y durante años por los caleños, enorgullece a todos los melómanos salseros en cualquier parte del mundo y, particularmente, a Venezuela como país promotor y generador de la adopción del término Salsa, acuñado para toda esta música conformada por múltiples ritmos del Caribe esencialmente de la isla de Cuba.

Un factor que ha sido determinante en la vigencia de la Salsa ha sido “La Feria de Cali”, también conocida como “La Feria de la Caña”, evento anual celebrado del 25 al 30 de diciembre de cada año en la ciudad de homónima y en el cual se convoca a los mejores exponentes. Desde el año 1958 se ha realizado esta Feria ya prácticamente de carácter internacional.

Han manifestado abiertamente los colombianos que sus máximos referentes han sido orquestas como la de Ricardo Ray Bobby Cruz, cuyo sonido marcó, desde inicios de los años 70’s hasta el presente, el estilo de la Salsa de este país; también la orquesta del venezolano Nelson González y sus Estrellas, con una significativa influencia en esta música popular bailable; Los Hermanos Lebrón; las figuras de Héctor Lavoe, Oscar D’ León, Roberto Blades con su tema (Lágrimas), entre otros.

Pero, sin duda alguna, el hecho que marcó el inicio de la afición del colombiano por la música afro-caribeña fue la visita que hizo a inicios de la década de los años 30’s el Trío Matamoros de Cuba, allí empezó la cosa. Por otra parte, Colombia ha dado muy buenos representantes de la Salsa que han puesto su nombre por todo lo alto, tal es el caso de su mayor y mejor sonero, el finado Joe Arroyo, quien logró su popularidad definitiva con su versión del tema “Rebelión”, al cual algunos mal titulan “No le pegue a la negra”; asimismo El Grupo Niche del finado Jorge Varela; La Orquesta Guayacán de Alexis Lozano y Los Hermanos Galé, entre otros grandes.

A esta tarea de galardonar a la Salsa también se ha sumado Venezuela, ya que el pasado 14 de octubre del año 2020, por decreto del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, se tomó el 5 de octubre como Día Nacional de la Salsa. Iniciativa avalada por músicos, periodistas y melómanos de varias regiones del país, planteada al Ministro para La Cultura, Ernesto Villegas, quien la aprobó y presentó al mandatario nacional.

Esa fecha (5 de octubre) se tomó en honor al nacimiento del fallecido locutor caraqueño Phidias Danilo Escalona, natural de La Pastora, ocurrido el 5 de octubre de 1933, quien fuera el responsable de fusionar la palabra Salsa con los géneros musicales cubanos y de Puerto Rico como la Bomba y la Plena.

 

LEE TAMBIÉN: «CREAR UN ESTILO, DIFÍCIL RETO…»

 

En Puerto Rico, desde hace varios años, se celebra también “El Día Nacional de la Salsa”, el cual se enmarca en una serie de conciertos con las mejores orquestas tanto tradicionales como las del momento. Las mejores orquestas y los mejores soneros del mundo se han dado cita y lo siguen haciendo cada año en la isla. El Día Nacional de la Salsa en Puerto Rico se viene celebrando desde el año 1983, pero pasó a ser oficial desde 1984, la Ley número 100 establece que cada tercer domingo del mes de marzo se celebrará este día.

Se sigue expandiendo por toda Latinoamérica, con la citada iniciativa de Colombia, el reconocimiento y gran aporte que representa la Salsa como expresión de identidad de todos sus pueblos, lo cual la aleja de ese temor que algunos melómanos han difundido en cuanto a su posible desaparición.

Como decía el músico y compositor Adalberto Álvarez, para que desaparezca la Salsa tendría que desaparecer también el Son, el Guaguancó, el Mambo, el Danzón, la Charanga, el Mozambique, el Chachachá, entre otros, y yo le agregaría la Bomba y la Plena de Puerto Rico. Y como lo ha expresado el maestro Eddie Palmieri, esta música dejó de ser afro-caribeña para convertirse en Afro-mundial.

 

***

 

Ramón Emilio Toro Martínez (Caracas-Venezuela, 1966) es licenciado en Educación, mención Lengua y Literatura, de la Universidad de Carabobo (UC) en 1993. Es también Productor Nacional Independiente y locutor con experiencia en el desarrollo de programas radiales sobre música afrocaribeña en la ciudad de Valencia, estado Carabobo: Ciento por ciento Natural, por Lago 91.5 FM; Letras y Notas, por Salsera 96.3 FM, y Óyelo que te conviene, por RNV Región Central 90.5 FM. Es autor del libro «Letras y Notas sobre la Música del Caribe» (2020), presentado en la FILVEN Caracas 2020 (Casona Cultural Aquiles Nazoa) como el único proyecto editorial independiente de ese año. 

 

Ciudad Valencia