Delfín Martell-columna Espacio y Tiempo Sonoro-Política: sonido y ritmo social

Política: sonido y ritmo social… Hace ya 25 años, finales de la década de los ‘90 e inicios del nuevo milenio, el ser humano común –en nuestro país– seguía definiendo al arte (todas sus expresiones) como simple utopía de un grupo de “hippies”  que afirman que la felicidad del hombre reside en el cultivo de su intelecto a través del catalizador arte del sonido.

«Pero la revolución bonita del Comandante Hugo Rafael Chávez dio un giro de 360 grados a ese racionamiento triste y obsoleto».

La observación profunda, el  estudio crítico del tiempo y la cronología del sonido cono arte, muestran un camino diferente al pensamiento reducido del hombre aparentemente “lógico”, un   funcionario político de la 4ta república que afirmaba: “Al pueblo solo pan y circo, un pueblo ignorante es fácil de convencer y manipular”.

En otro orden de ideas, pero conectados al razonamiento anterior, estamos a pocos meses de un nuevo proceso electoral -esta vez- para elegir presidente.

El preámbulo a la contienda electoral ya comenzó con discursos manipulados por parte de la oposición y el intervencionismo de los EEUU. Esto con su técnica de asustar a los niños con el coco.

“Si no haces lo que te ordeno, te sancionaré de nuevo con bloqueos”… es decir, cambian al payaso, por una cuaima”. Las aves agoreras de oficio indican que Venezuela se cae a pedazos, las nuevas sanciones terminarán por destruir al país y que la dama -en cuestión- candidata del imperio del norte es la alternativa viable… y pare usted de contar.

Pero conectado en esencia a nuestra “Carta Magna”, Venezuela dejó de ser una democracia representativa y gracias al nuevo escenario constitucional nos transformamos en una democracia participativa y protagónica.

 

En contacto:

La reflexión: ¿Estará la oposición en condiciones de ejercer     -con autoridad moral- el concepto de democracia participativa y protagónica? ¿Pensará retornar a la democracia representativa, es decir, un régimen autoritario disfrazado de democracia y donde solo impera el poder del emperador o emperatriz, volviendo a la etapa de oscurantismo intelectual y donde al pueblo solo le dan pan y circo?

La numerología mística muestra a  un país con vibración 5 “Sumo Sacerdote, el poder espiritual y la conciencia superior”, cartas del tarot, más un 5to grado de la escala occidental (dominante) que   solo se obliga a trabajar en función de consolidar un país conectado a un universo multipolar.

Esto implica que el cultivo profundo del arte sonoro como base doctrinaria, aunque suene utópico, ayudará a construir el universo multicéntrico estudiado por el comandante Chavez, ya que el 5to grado de la escala diatónica recibe el nombre de dominante, el cual está conformado por el 3 y 2, eso indica que “La Pequeña Venecia” está protegida por un triangulo y un circulo y a pesar de los ataques recibidos su libertad jamás será vulnerada… continuará.

 

LEE TAMBIÉN: “Respirar y entonar, tránsito a la paz y punto de equilibrio (III)”

 

 

Ejercicio: Ver y escuchar la obra musical de hoy: Obertura de la película “La Epopeya de Bolívar”, de la autoría del maestro Aldemaro Romero.

Una descripción de la Batalla de Carabobo y en esencia el concepto colonial de la música en Venezuela, respaldo del filme “La Epopeya de Simón Bolívar”, con la participación de Tomas Henríquez (Negro Primero) y Magdalena Sánchez.

Recomiendo: visualizar luz de color verde; decretando paz, salud, prosperidad y entendimiento, regeneración celular para sanar al planeta de violencia y generar acuerdos.

 

***

 

Delfín Martell González es licenciado en Arte, mención Dirección Orquestal, con Maestría en Antropología Cultural, por el Instituto Politécnico de Arte Manuel de Falla, San Juan de Puerto Rico-Puerto Rico. También es productor y conductor de radio y TV, y actualmente conduce el programa radial “Cápsula Sonora” por la señal de la emisora valenciana Arsenal 88.9 FM.  

 

Ciudad Valencia