“Cubagua, inventario de tragedias” por Armando José Sequera

0
236
Armando José Sequera-columna-Carrusel de Curiosidades-planetas enanos-gonggong
Armando José Sequera, autor de la columna: Carrusel de Curiosidades

Cubagua, nuestra isla al noreste de tierra firme y al sur del estado Nueva Esparta, estuvo habitada hacia el siglo VIII antes de Cristo por indígenas que practicaban la pesca y la alfarería. Su nombre original procede del guaiquerí Cua Hua, que se traduce como lugar de los cangrejos, crustáceos estos que en tiempos precolombinos la tuvieron como su hogar.

A partir de 1510, fueron construidas algunas viviendas sobre lo que antes había sido un asentamiento de pescadores aborígenes, pero un poblado como tal no se fundó hasta 1526. La razón: no había agua en el lugar. La fundación de la villa de Santiago se produjo cuando la isla fue abastecida de agua enviada desde Cumaná. Dos años después, en 1528, la villa de Santiago se transformó en ciudad, con el nombre de Nueva Cádiz de Cubagua.

Posteriormente, tras saberse que había grandes ostrales en los alrededores, se inició la explotación a gran escala de los mismos.

 

Cubagua 2

 

Sus poco más de mil habitantes estaban regidos por alcaldes mayores que, originalmente, fueron nombrados por la Real Audiencia de Santo Domingo. Luego, estos alcaldes fueron electos por los mismos habitantes de la isla, conjuntamente con un cabildo de regidores, designado por la corona española.

Nueva Cádiz, como toda ciudad nacida de la codicia, tuvo una vida breve. En 1537, cuando la producción de perlas disminuyó drásticamente debido al agotamiento de los ostrales, fue abandonada por gran parte de sus habitantes.

Quedó casi desierta en 1539 cuando, aparte de la merma en la obtención de perlas, se presentaron en las costas de la isla cientos de tiburones que atacaban a los pescadores quienes, por lo general, eran indios sometidos a esclavitud.

 

Cubagua-Carrusel de curiosidades

En noviembre de 1541, Nueva Cádiz fue arrasada por un temporal y, dos años más tarde, recibió el golpe de gracia, cuando fue saqueada e incendiada por corsarios franceses. Entonces, las ocho familias que se habían negado a abandonar sus propiedades tuvieron que huir a Margarita.

 

LEE TAMBIÉN: “NUESTRA FUTURA RESIDENCIA”

 

Desde el siglo XVI hasta hace pocos años, la isla mostraba un aspecto fantasmal y desértico y permaneció deshabitada de humanos, aunque tomada por miles de zamuros que, asombrosamente, prosperaban bajo el implacable sol.

Durante décadas, en el siglo XX, Cubagua contó con rancherías levantadas por pescadores a quienes, por diversas razones, les tocaba quedarse a pernoctar, pero seguía sin población estable. En la actualidad, tampoco tiene residentes permanentes pero recibe turistas que llegan, por vía marítima, desde la isla de Margarita.

 

***

 

Armando José Sequera es un escritor y periodista venezolano. Autor de 93 libros, todos publicados, gran parte de ellos para niños y jóvenes. Ha obtenido 23 premios literarios, ocho de ellos internacionales (entre otros, Premio Casa de las Américas, 1979; Diploma de Honor IBBY, 1995); Bienal Latinoamericana Canta Pirulero, 1996, y Premio Internacional de Microficción Narrativa “Garzón Céspedes”, 2012).

Es autor de las novelas La comedia urbana y Por culpa de la poesía. De los libros de cuentos Cuatro extremos de una sogaLa vida al gratén y Acto de amor de cara al público. De los libros para niños TeresaMi mamá es más bonita que la tuyaEvitarle malos pasos a la gente y Pequeña sirenita nocturna.

«Carrusel de Curiosidades se propone estimular la capacidad de asombro de sus lectores».

 

Ciudad Valencia / Foto del autor: José Antonio Rosales